Summarize

Hoy es imprescindible contar con un sitio web personal o de nuestro emprendimiento comercial. ¿Cuales son los secretos para que esta presencia se destaque?

Los números impresionan: de acuerdo a los datos más recientes recopilados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, un organismo de las Naciones Unidas, la red Internet ya conecta al 47% de la población mundial. Traducido en cifras, eso implica que hoy unos 4.000 millones de usuarios online, navegando por los cada vez más extensos "mares" de la web.

Esto significa que cualquier persona, actividad o negocio que desee darse a conocer -y por supuestos crecer- se vuelve imprescindible tener con una presencia permanente, atractiva y renovada con una página en la WWW y también realizando acciones, publicando post, fotos y tuits para "dialogar" en las principales redes sociales.

Si bien es mejor dejar los detalles técnicos complejos sobre como "poner online" nuestra web en manos de profesionales del diseño y la programación, si es importante que el dueño, o responsable del sitio se involucre directamente en algunas decisiones que son las que asegurarán el éxito del proyecto en el largo plazo.

Esos puntos implican desde elegir un nombre y un dominio adecuado al sitio hasta analizar en detalle las propuestas y costos de mantenimiento de los futuros proveedores, pensando incluso en una perspectivas de varios años, ya que hay costos que varían mucho a partir de los 12 o 24 meses, por ejemplo el precio del "dominio" en la web.

Pero también hay otros detalles importantes a considerar para que un proyecto web salga adelante y crezca: los contenidos. Justamente, quienes más saben de estos temas aseguran que es necesario pensar, crear y publicar contenidos que sean capaces de generar tres cosas:

- Curiosidad,
- Asombro,
- Sorpresa,

de manera tal de que estas publicaciones puedan destacarse entre los millones de entradas diarias con las que deberá competir.

Este punto es importante, por lo que vale la pena leer en detalle y seguir algunos de los consejos de los expertos para la creación periódica de buenos textos, fotos y videos. Por ejemplo, aquí es posible leer esos materiales.

Finalmente, a la hora de armar nuestra web conviene respetar otros puntos:

a) No es necesario priorizar el ofrecer una gran cantidad de funcionalidades y features para la fecha de lanzamiento. O sea, que el sitio esté online lo antes posible es la clave. Y ocurre en forma recurrente que -por no tener todo listo- el lanzamiento o rediseño de la web se vaya demorando mes tras mes. Y, por lo tanto, el dueño va perdiendo valioso tiempo aún antes de estar en funcionamiento. Mejor salir lo antes posible, aunque sea con un sitio mínimo.

b) Es un error buscar un diseño que le guste a todo el mundo, dueños, socios, familia, proveedores, etc. Mejorar un sitio web que ya está  funcionando, poder navegarlo y verlo en el browser es mucho mejor que discutirlo sobre imágenes estáticas y ayudará a facilitar las mejores decisiones de diseño en el futuro.

b) Fallas de seguridad: es importante tener copias de seguridad de todo los contenidos, especialmente los post más elaborados. Adicionalmente, es vital que el código y el software usado en el sitio esté siempre lo más seguro posible. Esto significa usar versiones actualizadas de software, contraseñas complejas y varios niveles de seguridad.

c) El sitio debe verse bien desde Tablets, Smartphones y otros dispositivos móviles: cada webpage debe estar preparada para ajustarse a diversos tipos de dispositivos y tamaños de pantalla, lo que se denomina un sitio responsive.

Comentarios