Summarize

Es la opinión Dolores Latugaye, una experta y docente de esta carrera en la Universidad Austral.

(www.neomundo.com.ar / Fuente: Universidad Austral / Por Dolores Latugaye (*) La Organización Panamericana de la Salud (OPS) el número de enfermero en la Argentina no alcanza al mínimo recomendado: sólo hay 3,8 cada 10 mil habitantes, cuando el número mínimo debería superar los 4 cada 10.000. 

"Los profesionales de enfermería representan el mayor porcentaje de la fuerza de trabajo sanitario a nivel global y se comportan como actores claves para el logro de las metas de salud de una población. Sin embargo, la escasez de estos profesionales es una realidad que atraviesa la mayoría de los países. Aunque la magnitud de esta problemática difiere entre las regiones sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también se presenta de manera desigual entre países de una misma región e incluso en zonas de un mismo país".

"Argentina necesita más profesionales de enfermería para cubrir la enorme demanda que tiene nuestro sistema de salud. Pero de acuerdo con las metas regionales y globales de formación de los recursos humanos en salud, necesita profesionales cada vez mejor cualificados dada la complejidad del sistema sanitario actual. Profesionales competentes, que sean capaces de brindar un cuidado seguro y de calidad a cada una de las personas, las familias y las comunidades con las que trabajen. Preparados para enfrentar los continuos desafíos profesionales con fundamentación científica, humanística y ética. Comprometidos, no sólo con la búsqueda de la mejor evidencia disponible para el cuidado de las personas, sino también con la generación del conocimiento, el desarrollo de la profesión y el trabajo multidisciplinario".

"Nuestro país necesita contar con enfermeros que tengan este perfil profesional, no como punto de llegada sino como punto de partida para contribuir a una mejora de la calidad de nuestro sistema de salud y, por consiguiente, a una mejora de la calidad de atención para toda la población. Este no es un desafío futuro, sino que ya ha sido asumido. Las instituciones universitarias de formación de Licenciatura en Enfermería de nuestro país, están atravesando el proceso de acreditación de sus carreras frente a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU).

Un paso necesario, y clave, para poder garantizar la calidad de formación de los futuros profesionales de enfermería de nuestro sistema sanitario."

Dolores Latugaye.

(*) Directora de la carrera de Licenciatura en Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Comentarios