Summarize

Tanto para padres como para cuidadoras la inscripción en la web es gratuita.

 

La economía colaborativa crece a nivel mundial alrededor de un 15% cada año. Y llega a todos los rubros, incluso los inesperados. Así, el éxito del uso de plataformas digitales para solicitar taxis o alquilar bicicletas e incluso sitios que reúne inquilinos y propietarios, son muestras de la extensión de esta tendencia. 

En este marco, desembarcó en Argentina una nueva modalidad, la de compartir nanas. TuNiñera.com Se trata de una propuesta que facilita la posibilidad de buscar y compartir babysitters entre diferentes familias.

El sistema es sencillo: dentro de esta plataforma social los padres pueden buscar, en una zona concreta, visualizando el perfil completo, la disponibilidad, las referencias y las tareas que puede realizar. Al mismo tiempo pueden hacer un anuncio de oferta de empleo, indicando criterios de búsqueda: edades y número de hijos a los que cuidar, el horario y la zona en la que se desarrollará el servicio, entre otros. 

Pero además, Tu Niñera también propone a los padres ponerse en contacto con otras familias para compartir niñera, abaratando costos familiares. Si las familias tienen hijos de edades similares o necesitan organizar el cuidado de los niños durante las mismas horas, puede generar ahorros de hasta un 50% a la hora de pagar por el servicio.

Tanto para padres como para cuidadoras la inscripción en la web es gratuita. Una vez registrados es posible crear un perfil y detallar las necesidades y ofertas de cada una de las partes. .

Entre sus principales ventajas la plataforma destaca por su adaptabilidad al momento de negociar con la cuidadora horarios diferentes, en función de las necesidades de los padres.

Durante su primer mes de servicios en el país la plataforma, que nació en Europa, registró más de 3.000 usuarios, solo en Buenos Aires.   

“El ritmo de vida cotidiana nos lleva a tomar decisiones importantes, incluso para nuestros hijos. Tu Niñera.com quiere ser una herramienta de apoyo para una de estas decisiones, quizás una de las más importantes que tienen que tomar los padres”, afirma Jules van Bruggen, fundador del proyecto. “No buscamos ser una agencia de trabajo, pensamos un espacio de encuentro virtual cuyo componente clave es la relación humana. Nuestras salas de chat permiten que el contacto, el reencuentro y el acuerdo se produzcan directamente entre las partes involucradas”, agregó el directivo. 

Comentarios