Summarize

Aunque el chocolate es perjudicial para los perros, en las fiestas navideñas su ingesta aumenta. Así lo confirma un nuevo estudio.

(www.neomundo.com.ar / Agencia SINC) Durante las fiestas de fin de año, las comidas y los dulces están en la mesa de todos. Y en abundancia. El tema es que nuestras mascotas lo saben y están al acecho de cualquier despiste o caída para comerse los restos. 
De todos los alimentos típicos que abundan por estas fechas, el chocolate es el más peligroso para los perros, y sin embargo aumenta su ingesta canina.

Según un estudio, publicado en Vet Record, las Navidades y otras épocas festivas como Semana Santa, implican un riesgo de intoxicación para los cánidos. Los 229 veterinarios británicos consultados de 2012 a 2017 para el trabajo registraron 386 casos de envenenamientos por parte de 372 individuos.  

El trabajo, liderado por la Universidad de Liverpool (Reino Unido), destaca que

  • Uno de cada cuatro casos se presentó una hora después de comer chocolate y más de la mitad lo hizo en las seis horas siguientes.

Además, se observaron vómitos con mayor frecuencia (en 64 casos) y la frecuencia cardíaca aumentó por encima de los 120 latidos por minuto en 28 casos. Los signos neurológicos como agitación o inquietud fueron poco frecuentes (12 casos) y no se informaron convulsiones. Ninguno de los signos clínicos constatados se consideraron mortales.  

“Así describimos picos significativos de intoxicación con chocolate, sobre todo en Navidad y, en menor medida, Semana Santa, que presumiblemente reflejan la mayor disponibilidad de este dulce estacional en huevos de Pascua, figuritas de chocolate de Papá Noel y decoraciones de árboles de Navidad, a manos de miembros más jóvenes de las familias”, señalan los autores.

EL CHOCOLATE, EL ENEMIGO DE LOS PERROS. El chocolate contiene teobromina, un estimulante presente en la cáscara del cacao con efectos similares a la cafeína, que puede causar vómitos, aumento del ritmo cardíaco, agitación y convulsiones en los perros.

Los productos ingeridos con mayor frecuencia, aunque en dosis pequeñas en la mayoría de los casos, fueron barras y cajas de bombones, huevos de Pascua, pastel de chocolate, licores, conejos de chocolate, figuritas de Papa Noël, calendarios de adviento y adornos de los árboles de Navidad. 

  • El chocolate contiene un estimulante que causa vómitos, aumento del ritmo cardíaco, agitación y convulsiones en los perros.

Aunque este alimento es desde hace tiempo causa común de intoxicación en perros, el equipo de científicos quería comprobar si la exposición al chocolate seguía algún tipo de patrón estacional. Y efectivamente sí lo hacía: durante la Navidad, el perro corre cuatro veces más riesgos de intoxicarse, casi dos veces más que en Semana Santa.

Los resultados de la investigación también demostraron que la exposición al chocolate fue menos común en perros mayores (de 4 a 8 años o más) que en perros menores de 4 años. Ninguna raza en particular se asoció con un mayor riesgo.

PREVENCION. Los investigadores aconsejan a los dueños estar más atentos durante estas fechas, “sobre todo en los periodos previos a las fiestas, a medida que el chocolate se vuelve más accesible dentro del hogar”, concluyen.

Comentarios