Summarize

Según datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el nivel de CO2 registrado en la atmósfera de la Tierra en 2016 superó en más de un 50 % la media de la última década.

(wwww.neomundo.com.ar / Fuente: Cordis /OMM) Varios centros de investigación repartidos en una cincuentena de países, registraron concentraciones de dióxido de carbono (CO2) y de otros gases -responsables del calentamiento global, como metano y óxido nitroso- que revelan un incremento drástico de sus niveles de concentración atmosférica. 

Los investigadores hipotetizan que este aumento surge como una combinación de actividades antrópicas (del hombre) y el fenómeno atmosférico "El Niño". Según afirmaciones de la BBC inglesa los científicos temen que a raíz de este incremento se vuelvan "casi inalcanzables" los objetivos relacionados con la temperatura del planeta para las próximas décadas. 

Las cifras publicadas por la OMM reflejan los niveles alcanzados después de que los sumideros de la Tierra —entre ellos los océanos y la biosfera— hayan absorbido ingentes cantidades de CO2. En el año 2016, las concentraciones medias de CO2 se elevaron hasta 403,3 partes por millón, superando la tasa de 400 ppm de 2015.

Según el observatorio climatológico Climate Central: "[...] los estudios revelan una gran variabilidad en los datos referentes al periodo comprendido entre hace ochocientos mil años y quince millones de años. La fuente de información más directa consiste en diminutas burbujas de aire de diversos periodos históricos atrapado en las enormes capas de hielo de la Antártida. Tras extraer testigos de hielo y analizar esas burbujas de aire, los científicos han descubierto que en ningún momento durante los últimos ochocientos mil años se habían alcanzado unos niveles de CO2 atmosférico tan altos como los actuales".

La BBC cita a la Dra. Oksana Tarasova, directora del programa de Vigilancia de la Atmósfera Global de la OMM: "Se trata del mayor incremento que hemos observado en los treinta años de vida de esta red". Entre los años 1997 y 1998 se registró otro repunte, durante un fenómeno previo de El Niño. 

Entonces "se trató de una subida de 2,7 ppm, y ahora hablamos de 3,3 ppm, que también es un 50 % superior a la media de la última década", afirma la Dra. Tarasova. El Niño provoca un incremento de estos niveles dado que las sequías que siguen a este fenómeno limitan la captación de CO2 por parte de árboles y plantas. 

Pese a que las emisiones de origen antrópico han decrecido, la Dra. Tarasova explica que las cifras son el producto de las emisiones acumuladas, ya que el CO2 permanece en la atmósfera y activo durante siglos. Según se desprende del estudio, el rápido incremento de los niveles atmosféricos de CO2 y otros gases podría "dar lugar a cambios impredecibles en el sistema climático que se materializarían en graves trastornos ecológicos y económicos". En el mismo también se afirma que desde el año 1990 se ha producido un incremento del 40 % del forzamiento radiactivo total, es decir, el calentamiento climático resultante de todos los gases de efecto invernadero.

La última ocasión en que la Tierra experimentó una concentración de CO2 similar fue durante el Plioceno Medio, hace entre tres y cinco millones de años. Por entonces, el clima era entre dos y tres grados centígrados más caluroso, y los niveles del mar entre diez y veinte metros más elevados debido al deshielo de Groenlandia y de las capas de hielo de la Antártida occidental. 

Afirman los expertos: "es urgente cumplir con el acuerdo de París y dejar de utilizar combustibles fósiles con la mayor celeridad posible. Ya hay indicios de que esto está empezando a ocurrir, pero el cambio aún no se refleja en el aire".

Comentarios