Summarize

Sería de gran ayuda para el bienestar de los enfermos de diabetes tipo I.

(www.neomundo.com.ar / Por Enrique Garabetyan) Con un pequeño, pero prometedor ensayo, un grupo mixto de médicos e ingenieros logró dar un paso para mejorar, sustancialmente, la vida de miles de diabéticos. En concreto, hicieron una prueba, exitosa, que permitirá –en el mediano plazo- que miles de personas que padecen esta afección pueden tener una mejor calidad de vida: un entorno cotidiano más independiente y autónomo y con menos riesgos asociados al difícil tratamiento cotidiano que requiere esta patología.

Básicamente, los profesionales concretaron un experimento controlado con cinco pacientes que sufren diabetes tipo I y que utilizan un monitor de glucosa y una bomba de insulina para manejar su enfermedad de la mejor manera posible.

Los científicos unieron estos dos hardwares dedicados a la salud con un software novedoso, diseñado por ellos, que analiza los resultados del monitor de azúcar en sangre y que maneja -en forma automática- la cantidad y frecuencia de las inyecciones de insulina de la bomba.

El resultado es que, durante las 36 horas que duró este ensayo controlado, con cinco pacientes internados en el Hospital Italiano de Buenos Aires, los cinco lograron tener un control prácticamente automático, estable y saludable de su nivel de glucosa en sangre.

"Nuestra labor fue diseñar y poner a punto los algoritmos que fueran capaces de unir los datos del monitor con la tarea de la bomba, para lograr que el nivel de insulina en sangre fuera el más saludable y estable posible", resumió en una conferencia de prensa a la que asistió Neomundo.com, el director del proyecto, el Dr. Ing Ricardo S. Sánchez Peña, que se desempeña como Director del Departamento de Doctorado e Investigación del ITBA.

La investigación, en la que colaboraron profesionales del Conicet, el ITBA y las Universidades Nacionales de Quilmes y de La Plata, comenzó hace siete años, y también se sumaron al equipo interdisciplinario médicos del Hospital Italiano de Buenos Aires y un asesor de la Universidad de Virginia.

"A la solución que desarrollamos la llamamos ARG -Automatic Regulation of Glucose- y nuestro aporte fue diseñar las formulas capaces de comandar la bomba de infusión de insulina en personas con diabetes tipo 1, para que funcione como un sistema de control automático, capaz de realizar las tareas del páncreas en la regulación de los niveles de glucosa en sangre", detalló Luis Grosembacher, investigador del H Italiano.

Las pruebas más recientes se hicieron durante junio de 2017 y el algoritmo ARG funcionó perfectamente. Y se comprobó que basta con registrar el inicio de la hora comida, sin necesidad de indicarle cuántos gramos de hidratos de carbono consumirá, para que funcione e inyecte automáticamente la cantidad de insulina que la persona necesita en cada momento.

En el 2016, en el Hospital Italiano tuvo lugar la primera fase de esta prueba clínica, que utilizó el algoritmo desarrollado en la Universidad de Virginia. Esta opción requería que el paciente calculara y registrara en el sistema cuántos gramos de hidratos de carbono comerá, para que la bomba infunda la insulina necesaria. 
En esta segunda prueba el algoritmo ARG del ITBA-CONICET, logró su cometido con solo registrar el inicio de la comida, sin necesidad de calcular cuántos gramos de hidratos de carbono consumirá.

¿CÓMO FUNCIONA? El nuevo algoritmo fue diseñado para responder a los aumentos de azúcar en sangre que se dan normalmente tras las comidas y, de hecho, todos los pacientes del ensayo lograron controlar esos picos de glucemia mediante el páncreas artificial.

El objetivo de este sistema es regular de forma automática el valor de azúcar en sangre, sin necesidad de que el paciente realice las correcciones con insulina habituales en el manejo de la diabetes tipo 1.

Esto es importante porque las personas que utilizan bombas de infusión de insulina subcutánea invierten una gran cantidad de tiempo en calcular y programar la insulina necesaria para mantener sus niveles de glucosa sanguínea en rango. Y en muchas ocasiones padecen episodios de hipoglucemias (azúcar baja en sangre) o hiperglucemia (azúcar elevada en sangre) como consecuencia de cálculos imprecisos, de la variabilidad que presenta cada individuo en cuanto a sus requerimientos, de imprevistos, entre otros.

Justamente, uno de los mayores temores de estos pacientes es el sufrir un episodio de hipoglucemia mientras duermen. Éste es otro de los objetivos del futuro páncreas artificial: lograr una mayor seguridad para el paciente mediante la disminución de episodios de hipoglucemias, especialmente nocturnas. Durante la segunda fase del estudio, ninguno de los pacientes experimentó hipoglucemias graves como tampoco nocturnas.

Solo en Argentina hay unos 3000 pacientes diabéticos que utilizan estas bombas y monitores. Y también sería una gran opción para los más chicos que padecen esta enfermedad.

La siguiente fase de pruebas que están estudiando los expertos es, si logran obtener los fondos necesarios, desarrollar una experiencia similar, pero con pacientes ambulatorios. Esto es, lo mismo que ahora, pero en un entorno menos controlado y que les permita hacer un ensayo algo más cercano a la vida cotidiana.

Los investigadores
Del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA):
Dr. Ing Ricardo S. Sánchez Peña, Director del proyecto e Investigador Principal CONICET
Dr. Ing Demián García Violini, Becario PosDoc CONICET                           
MSc. Ing. Marcela Moscoso Vásquez, Becaria Doctoral CONICET                 
De la Universidad de Quilmes
Dr. Ing Patricio Colmegna, Investigador Asistente CONICET
De la Universidad de La Plata
Dr. Ing. Fabricio Garelli, Investigador Independiente CONICET                                          
Dr. Ing. Hernán de Battista, Investigador Principal CONICET
Ing. Emilia Fushimi, Becaria Doctoral CONICET                 
Ing. Nicolás Rosales, Becario Doctoral UNLP    
Del Hospital Italiano de Buenos Aires            
Servicio de Endocrinología, sección Diabetes
Dr. Luis Grosembacher, Investigador Clínico Principal

Comentarios