Summarize

Del 20 al 28 de Mayo, se realizó en Buenos Aires la Conferencia Internacional de Ingeniería de Software (ICSE por sus siglas en inglés). 

Es la primera oportunidad en que Argentina, y Latinoamérica, organiza la 39th International Conference on Software Engineering. Se trata de la conferencia anual más importante de la disciplina, cuyo objetivo es reunir en un mismo lugar a la comunidad mundial de investigadores en ingeniería de software y compartir los avances más recientes en el área. 

La conferencia, que tuvo como sede central el Hotel Sheraton, contó con la participación de 1250 investigadores, referentes de la industria y estudiantes de 53 países. 

La región más representada fue Latinoamérica con un 35% de participantes (152 de Argentina y 139 de Brasil, entre otros países). En esta edición hubo 2 conferencistas principales y 4 conferencistas plenarios. Se expusieron 160 papers durante 6 sesiones simultáneas (hubo un 20% de papers seleccionados de 800 papers recibidos). Al mismo tiempo, se llevaron a cabo 23 workshops temáticos y 7 eventos paralelos de la comunidad de ingenieros de software. El eje de las presentaciones consistió en cómo propiciar el desarrollo de sistemas, programas y productos de software más eficientes, con menos errores y a un menor costo.

Durante la apertura de la conferencia, Sebastián Uchitel, General Chair de ICSE, comentó que "el sueño de traer ICSE a Buenos Aires lo he tenido por muchos años, pero no fui el único ni el primero en tenerlo. Esta historia comenzó hace 20 años, lo cual parece mucho aunque los rioplatenses solemos decir que ’20 años no es nada’, como menciona el tango de Carlos de Gardel". También subrayó la masiva participación en esta edición: "tuvimos más de 1200 asistentes, de los cuales el 35% fueron de Latinoamérica. Estamos extremadamente felices sobre todo con la participación de argentinos y brasileros, que implicaba una de las ventajas de realizar ICSE aquí".

Por su parte, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, quien estuvo presente en la apertura de ICSE, sostuvo que "es un orgullo que ICSE finalmente pueda realizarse en la Argentina, porque nuestro objetivo final es fomentar una economía basada en el conocimiento". Y, al mismo tiempo, señaló que: "Nuestro país posee grandes fortalezas en términos comparativos. Que este encuentro se esté realizando aquí es una valía de la ciencia y la tecnología para un futuro mejor".

CHARLAS. En cuanto a las charlas de conferencistas invitados, el canadiense Mike Milinkovich (Director Ejecutivo de la Fundación Eclipse) se refirió al espíritu de colaboración en la comunidad mundial de código abierto, "hace cuatro años atrás se decía que cada empresa industrial se iba a transformar en una empresa de software. Hoy podemos afirmar que cada una de las empresas de software del mundo actual es una compañía Open Source, volviendo su negocio más inteligente, permitiendo la colaboración y generación de nuevas capacidades, la rápida adopción de nuevas tecnologías y aumentando la escala de acceso. Una muestra de ello es el uso que estamos haciendo del código abierto a la llamada ‘Internet de las Cosas’, IoT, que consiste en la interconexión digital de objetos cotidianos a Internet".

En tanto que Moshe Vardi (investigador israelí de Rice University y editor de la revista Communications de ACM) planteó la revolución generada con SAT o satisfacibilidad booleana, como un cambio de paradigma en el razonamiento automatizado aplicado a la industria de software. "Los algoritmos utilizados por la industria ofrecen una mejor escalabilidad, pero renuncian a ciertas garantías de corrección para alcanzar la escalabilidad", comenta. Y se aproximó al complejo problema del razonamiento automatizado: "en los últimos 20 años las grandes instancias de SAT se están resolviendo tanto en software como hardware. Encontramos un enfoque heurístico novedoso, basado en el hashing o funciones de resumen universal y en la teoría del módulo de satisfacibilidad, que puede escalarse hacia miles de casos aleatorios de test de software sin renunciar a las garantías de corrección", subrayó.

Por su parte, la informática estadounidense Pamela Zave (Investigadora de ATT Laboratories, quien obtuvo el prestigioso premio IEEE Harlan D. Mills durante ICSE) habló del impacto concreto de Internet en las grandes redes globales de comunicaciones. Zave comenzó su exposición con una pregunta clave. "Dado que Internet ya no tiene la arquitectura monolítica de hace 20 años sino una composición de una gran variedad de redes de propósito especial, incluyendo a Internet de las Cosas, ¿de qué otra manera podríamos obtener la flexibilidad para satisfacer una lista cada vez mayor de requerimientos y de grupos interesados en el networking?". Y explicó que la respuesta a este interrogante está en "la Teoría de la Composición de la Arquitectura de Red, fundamental para estudiar los principios del diseño arquitectónico de las grandes redes de comunicación, que tendrá un impacto significativo en el futuro del software de networking. Debemos alentar a los investigadores a encontrar soluciones prácticas para problemas de consistencia, propiedades de sistemas distribuidos y requerimientos de software formal, problemas no resueltos a largo plazo", concluyó.

 Otros temas abordados en la conferencia fueron "Computación para todos mediante el proyecto Micro:Bit (Thomas Ball, Director de Investigación de Microsoft Research), "Testing basado en búsquedas para software móvil" (Mark Harman, Gerente de Ingeniería de Facebook) y  "Generación automática de casos de test", (Carlos Pacheco, MIT; Shuvendu K. Lahiri, Microsoft Research; Michael D. Ernst, University of Washington; y Thomas Ball, Microsoft Research). Estos cuatro últimos expositores recibieron el premio ACM SIGSOFT al artículo académico más influyente de los últimos 10 años.

Comentarios