Summarize

La compañía que llegó a ser número uno hace un par de años, debió reconvertir su negocio a los nuevos tiempos. ¿Qué hizo?

(www.neomundo.com.ar / Por Enrique Garabetyan) Hace apenas un par de años, a fines de 2015, Bangho, la marca de computadoras de la empresa argentina PC Arts, alcanzó su pico de expansión y de negocios.

"Llegamos a ser casi mil personas trabajando en diversas plantas. Éramos el Número 3 en el ranking de ventas de computadoras para el segmento de consumo masivo y primeros en ventas al Estado, apalancados en planes como Conectar Igualdad", rememora -con cierta nostalgia- su Director, Pablo Suaya.

Y entonces todo cambió: con el cambio de gobierno y de signo económico, la industria informática dejó de estar protegida y hubo una rebaja total de los aranceles a la importación de productos tecnológicos extranjeros y se dio fin, abrupto, a la protección por medio de licencias no automáticas. 

"Eso nos llevó a tener una crisis durante el año 2016 y tuvimos que encarar un cambio profundo en nuestro modelo de negocios", agregó. Finalmente el año pasado fue de transición", ya que se quitaron todas las barreras a la importación y se dio el fenómeno de que fue la informática la única industria que quedó con arancel cero.

Eso les implicó, entre otras cosas, tener que cerrar varias líneas de negocios y despedir personal. "Solo nos quedamos con ingeniería y desarrollo, mientras que la fabricación la tercerizamos en fábricas chinas". Así hoy la compañía suma unas 380 personas, y el énfasis pasó de la fabricación a la distribución  de productos tecnológicos importados, aunque continúan con la comercialización de su propia marca. Actualmente entre el 70 y el 80% de sus equipos se importa y el resto está ligado al negocio de las Desktops que siguen fabricando localmente.

"La reconversión nos obligó a seguir desarrollando nuestra marca, pero bajo un nuevo modelo de negocios. Además de dejar de fabricar y comenzar a importar, tuvimos que poner énfasis en lo comercial y en la venta de servicios además de buscar especialmente algunos nichos especiales para los consumidores finales que no estaban siendo bien atendidos".

Un ejemplo de este nuevo rubro que Banghó está explorando con, afirman, mucho éxito es el de las portátiles basadas en la Nube (Cloudbooks), al estilo y formato de las populares –en muchos mercados- Chromebook, pero bajo el sistema operativo Windows.

Se trata de equipos que no poseen un disco rígido tradicional sino un pequeño Hardisk de tecnología SSD y que está pensada para almacenar los trabajos de sus usuarios en el Cloud. "Con eso pudimos ofrecer equipos con un formato tradicional, cómodo y liviano. Y no solo tienen buen diseño sino que también logramos que sean muy económicos ya que –actualmente- se consiguen en el mercado a menos de $ 6000, explicó Suaya.

Otro foco de negocios están poniendo en las notebooks especialmente diseñadas para los Gamers, otro segmento que está, en Argentina, creciendo en forma sostenida.

Si bien el Estado dejó de ser el principal comprador de las soluciones de Banghó, la compañía continuó desarrollando el mercado de pequeñas y medianas empresas (SMB) y el de corporaciones, especialmente con la línea que aún mantienen de armado de computadoras cuyo Form Factor es el tradicional Desktop.

También está trabajando fuerte sobre la provisión de equipos para sector educativo, aunque con énfasis en el mundo privado, trabajando líneas de soluciones que integran las Netbooks para los alumnos y los Servidores asociados con contenidos para la escuela.

TABLETS. También decidieron seguir explorando el negocio de las tablets. Pero necesitaban encontrarle una variante. Y para eso desarrollaron el valor agregado de hacerlas "temáticas". "Hicimos un acuerdo de cobranding con Disney para poder sacar, para fechas especiales como el Día del Niño, ofertas de Tablets con contenido temático del mundo Disney. Y nos ha ido muy bien con productos como la "Banghó Aero", ya que tienen precios competitivos con muchos juguetes tradicionales, por lo que pensamos repetir el concepto en próximas oportunidades", explicó Suaya.

Según el director de la compañía el modelo de negocios, que encarga la fabricación de computadoras portátiles a China, sí tuvo una ventaja: "Nos pernite una gran flexibilidad para poder probar y traer lo que necesita y pide el mercado en cada momento".

Finalmente Suaya destacó que "las ventas online vienen creciendo mucho. En este momento nuestro mix de negocios indica que, aproximadamente el 40% se vende a través del Retail. Otro 40% lo comercializamos a través de nuestros Canales mientras que el 20% restante lo vendemos a través del Canal online".

Lo que viene
La marca ofrece soluciones de CloudBook, que incluyen un chip Celeron de Intel y trae la suite de programas online Office 365, de Microsoft, con la licencia por un año. Es un equipo que pesa 1,3 kilos y su batería tiene una autonomía de entre 5 y 6 horas. La máquina se comercializará a $5.700 en el retail.

Comentarios