Summarize

Era hora de reinventar, y ese fue el leitmotiv con el cual HP citó a sus socios de negocio a nivel mundial en Chicago para comentarles cómo crear nuevas oportunidades y categorías de productos.

(www.neomundo.com.ar / Especial, por Pablo Wahnon - desde Chicago, Estados Unidos) Tras el furor comercial de los spinners para los poseedores de impresoras 3D quedó un sabor agridulce. Por un lado se mostró la fortaleza de ese sistema de impresión: dada la novedad muy rápido las impresoras copiaron los diseños y pudieron imprimir el ansiado juguete que los niños reclamaban. Pero por el otro, en cuanto el negocio tuvo escala la, tradicional tecnología de armar moldes e inyectar plástico hizo de la suyas: ninguna impresora 3D puede competirles en precio.
 
Era hora de reinventar, y ese fue el leitmotiv con el cual HP citó a sus socios de negocio a nivel mundial en Chicago para comentarles cómo crear nuevas oportunidades y categorías de productos.
En el HP Reinvent17 dieron a conocer cómo su Fusion Technology posibilitará la creación de una nueva industria de manufactura basada en los conceptos de la impresión 3D pero con la escalabilidad que reclama el mercado. Y eso no es todo también posibilitará crear productos que aún ni se sueñan.

“Si bien todos pensaban que íbamos a lanzar un producto para consumo masivo vimos que nuestra fortaleza era crear una tecnología que posibilita llevar la impresión 3D a niveles que hace poco parecían mágicos”, señaló el español Alex Monino quien comanda la división de 3D Printers a nivel mundial en HP.

La tecnología de fusión de HP trabaja con voxels (análogos a los pixels pero en este caso cubos ínfimos) con una resolución de sólo 70x20x20 micrones un tamaño de resolución más preciso que el de las tecnologías FDM y LSP que se le oponen. “Ganamos en resolución, en velocidad y en lo que es más importante: en costo”, señala Monino.

COMO FUNCIONA. El sistema funciona con un material termoplástico y con agentes o tintas que le dan propiedades al plástico. “Lo más interesante es que tenemos desarrollos de agentes que estarán en el mercado dentro de 3 a 5 años y permitirán no sólo brindar color sino alterar las propiedades químicas a nivel de cada voxel. Por lo tanto, las partes de una pieza podrán contar con conductividad eléctrica y entonces con circuitos integrados dentro de los objetos. Esto posibilitará la nueva revolución de la Internet de las Partes. Ya no estamos hablando de IoT donde es un objeto el que está conectado a internet sino que cada parte de ese objeto tendrá sensores con los cuales será capaz de conocer su temperatura, nivel de estrés, conductividad y otros parámetros”, reveló Monino.

COMPETITIVIDAD. Las máquinas de HP ya son competitivas frente a las tradicionales de inyección de plástico cuando se trata de niveles de unos pocos miles hasta unas decenas de miles de unidades. “Todo depende de la complejidad del diseño. Si el diseño es muy complejo como unas alas para drones que están constituidos por filamentos como los de una telaraña que son a su vez muy resistentes y livianos eso directamente no se puede hacer por inyección y es un mercado donde las impresoras 3D tendrán amplio dominio. Pero incluso en algo tan sencillo como tapones para Whisky hemos logrado un cliente que necesitaba 50 mil unidades y pudimos competir por precio. Es toda una nueva industria que se puede crear”, revela Monino.

El fabricante ya logró colocar equipos (que van de 160 a 220 mil dólares) en países como Estados Unidos, Alemania, Japón, China, Tailandia, Europa del Este, y esperan llegar pronto a América Latina. “México y Brasil son naturalmente dos grandes candidatos pero estamos abiertos a recibir propuestas. Es simplemente que la industria de manufactura entienda la propuesta y vea cómo lograr nuevos niveles de diseño y personalización a un costo eficiente”, concluyo Monino.

En otro orden HP aprovechó su evento para lanzar mejoras en su programa de partners, PartnersFirst, la HP University disponible en 11 idiomas que ayudará a que sus tecnologías se lleven al mercado con mayor profundidad y calidad, nuevos lanzamientos en impresión donde están compitiendo en el segmento del formato A3, y nuevos modelos de notebooks como la serie Elite 1000 que busca difuminar los límites entre el trabajo y el uso personal.

Comentarios