Home Destacada Advierten que no realizar actividad física puede aumentar el riesgo de muerte...

Advierten que no realizar actividad física puede aumentar el riesgo de muerte en hasta un 30%

257
  • Una forma gratuita de mejorar la expectativa y la calidad de vida de chicos y grandes no requiere de grandes inversiones ni de pastillas.
  • Basta con dejar atrás el sedentarismo que afecta a hombres y mujeres para mejorar la salud.

Argentina tiene muchos problemas de salud pública, algunos muy graves. Lo particular es que algunos son, paradójicamente, simples de solucionar. No sólo fáciles, sino que también es “barato“, ya que se pueden mejorar pese al famoso “no hay plata”. Es el caso del sedentarismo: varias encuestas revelan que más del 60% de la población argentina no llega a realizar el mínimo de actividad física recomendada para estar saludable. Si eso se revirtiera, el riesgo de muerte de quienes hacen ejercicio podría disminuir en hasta un 30% respecto a quienes no. Se trata de una verdadera “receta” sana, mucho más barata que cualquier medicamento y que, en vez de costo, es pura ganancia.

Según un documento de la Federación Argentina de Cardiología, en el 2021 se hizo una encuesta a más de cinco mil personas (ENAFD). De esas, 1.348 afirmaron no haber realizado nunca deporte ni actividad física de manera regular, más allá de las clases de educación física de la escuela: apenas una muestra de lo extendido del sedentarismo. Y este fenómeno no abarca a todos por igual. Según explicó Ivana Paz, cardióloga y deportóloga. “uno de cada cuatro varones es sedentario. Y en mujeres, por diversas causas culturales, la situación se agrava: una de cada tres dice estar serlo”.

Hacer ejercicio en parte funciona como una “píldora” mágica saludable

“Año tras año se encuentran evidencias y nuevos beneficios generados sobre la salud por la realización de adecuada actividad física. A los pacientes les cuesta entender esto porque, claramente, es diferente que un medicamento”, aseguró la experta Alejandra Angrisani, cardióloga en el staff del Hospital Británico de Buenos Aires. Y agregó: “sus beneficios no se pueden comprar con una receta ni tomarlos como un comprimido. Pero lo cierto es que las ventajas de realizar la actividad física adecuada son bastante similares a lo que podría hacer tomar una medicación para diferentes patologías”.

Simplemente, la actividad física actúa en forma sistémica y aporta mejoras generales y particulares para cada grupo etario: aparte de las conocidas sobre el sistema cardiovascular, está probado que le mejora el rendimiento escolar a los chicos; en adultos mayores previene caídas y aumenta su autonomía. Y aporta beneficios en el campo de la psiquiatría ya que previene la depresión y el deterioro cognitivo. Por supuesto, también influye en la prevención de diversos tumores. “Es un poco una especie de “píldora mágica” y sin embargo a los pacientes les cuesta tomarlo como un hábito”, reafirma esta experta.

En cuatro meses ya se notan los primeros resultados de hacer deporte

¿Cuánto tardan en verse las mejoras? Según Angrisani, “si un paciente se motiva y sigue un plan de actividad física adaptado a su condición, en forma progresiva, junto con una dieta, puede lograr resultados concretos en un plazo de tres a cuatro meses. Muchos se controlan y ven cómo disminuye su hipertensión, la dislipemia o reduce su colesterol y la glucemia. Tenemos muchos pacientes que, cuando el ejercicio físico cotidiano les impacta en forma favorable, pueden reducir la dosis de medicación específica que estaban tomando. En algunos casos, incluso, retirarla“.

Opciones

¿Qué tipo de receta de ejercicio es la más indicada para cada persona? “La sugerencia es hablar para encontrar una actividad que facilite la adherencia en el tiempo. En otras palabras, lo mejor es hacer lo que le gusta. Pero si eso no es posible hay que ir por lo que menos disgusta”, aclaró Paz. La también la secretaria científica de “Cardiología del Ejercicio” en la Sociedad Argentina de Cardiología, destacó la importancia de que las féminas hagan actividad física. “Tenemos que enfatizar la educación para elegir buenos hábitos alimentarios y estimular la práctica diaria de ejercicio físico: principalmente resistencia cardiovascular de tipo aeróbico“. Esto incluye caminar, correr, bailar, patinar, nadar. Y combinarlos con otros asociados a trabajos de fuerza muscular: fitness grupal, pilates, entrenamiento funcional y levantamiento de pesas son algunas posibilidades. Y si se suma ejercitación para el equilibrio y la flexibilidad, (yoga), la “receta preventiva” es todavía más efectiva. La experta concluyó: “es esencial que cada programa de ejercicios sea personalizado para cada paciente por un profesional. Tal como ocurre con una medicación”.

 

Una receta para estar mejor

Un documento publicado por la Sociedad Argentina de Cardiología detalla que las recomendaciones para mejorar o mantener la salud pasan por cumplir un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física de intensidad alta. Los mayores beneficios se logran al alcanzar los 300-450 minutos semanales. A las personas “poco activas”, se les puede recomendar que comiencen con 30 minutos de actividad física diaria, al menos 5 días por semana. Un punto clave es que la actividad continúa siendo beneficiosa aun si se realiza en “partes”, acumulando minutos a lo largo del día, por ejemplo, 10 minutos de caminata a paso rápido tres veces al día, o 20 minutos por la mañana y 10 por la tarde. Estas actividades pueden incorporarse a la rutina diaria. Entre las actividades que pueden sumarse con facilidad está subir por escaleras, ir al trabajo en bicicleta o bajarse del colectivo dos paradas antes y completar el recorrido caminando. A la actividad aeróbica se le debe sumar rutinas de fuerza muscular y ejercicios de flexibilidad, siempre adaptados a las posibilidades de la persona. Para los chicos, la receta saludable se vuelve más exigente: deben acumular al menos 60 minutos diarios de actividad física para alcanzar un desarrollo con buena salud.

 

Sin gym

En una encuesta hecha por la Universidad de San Martín en el 2021, el 38% de las personas afirmó que no hace ejercicio por “falta de tiempo”.

  • El 28% no lo hace por “temas de salud”.
  • El 16% dijo que no lo hace por “falta de ganas”.
  • Al 7% simplemente “no me interesa”.
  • El 6% dijo que es por “falta de dinero”.
  • En Argentina los deportes más practicados son: Caminar (65%), Correr (50%), Bicicleta (50%), Futbol (37%) y yoga (18%).

Enrique Garabetyan

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41