Home Neociencia Alertan que disminuye la edad promedio desde la que los chicos usan...

Alertan que disminuye la edad promedio desde la que los chicos usan redes sociales

1594

Según un artículo publicado en el diario Perfil de Argentina, los “peques” acceden a las redes sociales como Youtube, Whatsapp, Instagram, Snapchat o Facebook desde cada vez más chicos. Eso se desprende de una encuesta presentada esta misma semana y que confirma los padres y maestros ven a diario: los chicos comienzan a utilizar las redes sociales en forma cada vez más precoz.

El trabajo surge de un relevamiento realizado por la Defensoría del Pueblo de CABA, en 2017 el 64 % de los niños que accedían a redes sociales tenía entre ocho y diez años de edad. Pero, a fines de 2018, el número aumentó y ahora el 74% de dicho grupo etario visita sitios y apps como Youtube, Instagram, Snapchat y Facebook, además de estar integrados a grupos de Whatsapp.

“Algunos datos relevados pueden no sorprender -porque todos vemos como los niños emplean estas tecnologías- pero la encuesta nos reafirmó la percepción de que los chicos ya están teniendo una gran exposición a Internet y al uso de dispositivo móviles a edades muy tempranas”, dijo Maria Julia Giorgelli, subcoordinadora en Gestión de Protección de Datos en el programa “Conectate Seguro” que funciona dentro de la Defensoría del Pueblo de CABA, la entidad que coordinó la encuesta.

Y destacó que “a los siete u ocho años casi el 20% de los chicos ya tienen un dispositivo digital propio y perfiles en redes sociales”. Este número crece con cada año que cumplen, por lo que el treinta por ciento de los chicos que ya soplaron una torta con diez velitas, contestaron que “poseen un celular propio”.

La psicóloga y psicopedagoga Flavia Tspkis -integrante del Centro de Protección de Dato Personales- de la Defensoría, agregó que “este mismo trabajo de investigación lo hicimos en 2017 y lo que ahora nos llamó fuertemente la atención es que cada vez más chicos de entre ocho y diez años comienzan a usar las redes. Por eso creemos que hay que trabajar sobre estas temática con niños y niñas cada vez más pequeños”, dijo.

Es que no solo más chicos las usan, también cae la edad a la que empiezan de usarlas. Si bien el dato central indica que el 89.2 % de los chicos de los últimos grados de la escuela primaria las usan, el 78 % ya las conocían desde los 10 años y el 14% dijo acceder desde los 8 años.

Entre los 438 alumnos encuestados la red que demostró ser más popular fue Youtube, algo que tendría cierta lógica por el tipo de contenidos que ofrece. Sin embargo, el 63% de los chicos también dijo utilizar Instagram, el 39% nombró Snapchat y tres de cada diez (el 32%), participan en Facebook, algo llamativo ya que la edad mínima que “exige” esta red para abrir un perfil es de catorce años.

Solos. Otro de los puntos llamativos es cuándo recurren a los dispositivos y a las redes sociales. En el estudio realizado por la Defensoría, el 75 % de los chicos contestó: “el momento en que más uso la tecnología es cuando estoy solo. Y el 53 % dijo “con amigos y conocidos”, mientras que solo el 36% afirmó hacerlo “cuando estoy en familia”.

“Antes, recomendábamos no dejar la PC o la televisión en el cuarto de los chicos para poder supervisar lo que miraban en las pantallas. Pero ahora, con los smartphones y tablets esa tarea se complica. Y además a esa edad -alrededor de los once años- siguen siendo chicos pero también comienzan a ser más independientes”, recordó la doctora Paula Otero, presidenta de la Subcomisión de Tecnologías de Información y Comunicación de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). Y reflexionó que “más allá de los números de esta encuesta, lo que los pediatras vemos -con cada vez mayor frecuencia- es que los chicos usan los dispositivos y las redes siguiendo el ejemplo de los adultos”.

Según Otero, “desde la SAP difundimos que hay que tener en cuenta cada edad antes de incorporar estos dispositivos. Por ejemplo, en menores de dos años su uso está totalmente contraindicado”. Y se recomienda sumarlo junto al momento de la escolarización, pero siempre con límites de tiempo y supervisión, separando el uso de ocio de su empleo para buscar información o temas escolares”.

¿Qué hará la Defensoría con los datos y conclusiones de la encuesta? “La intención es doble. Por un lado difundirla entre las grandes compañías de tecnología como Google y Facebook para que sepan como se usan sus plataformas”, dijo Giorgelli de la Defensoría. “Pero, también vamos a preparar una serie de recomendaciones para el Ministerio de Educación de CABA, de manera de ver como sumar a la currícula de las escuelas primaras el dictado de temas de educación digital”.

La fórmula “3-2-1-0”
“Usar la tecnología no hace mal y ningún estudio científico ha demostrado efectos negativos. De hecho, sabemos que es algo realmente útil. Lo que sí hace mal es su abuso o mal uso”, sintetizó la pediatra Paula Otero, especialista en temas de tecnología de la SAP. Según Otero, “en muchos casos el empleo intensivo de los dispositivos digitales puede favorecer el sedentarismo del usuario y facilitar la aparición de sobrepeso u obesidad y una disminución de las horas de sueño. Eso último puede acarrear trastornos para dormir e, incluso, déficit de atención. Desde ese punto de vista el uso excesivo podría generar efectos dañinos en la salud de los chicos.”

La especialista también llamó la atención a los adultos “que son los que damos el ejemplo de usos extremos, en todo horario. De hecho, a veces ya no es sólo un problema de chicos sino de toda la familia”. Y terminó recordando que -hace ya dos años- la Academia Estadounidense de Pediatría publicó una propuesta integral para impulsar hábitos saludables entre los niños.

“Propone la idea “3-2-1-0”. Esto se traduce en que los pequeños coman tres porciones de fruta y verdura por día; consuman un máximo de dos horas usando pantallas de Smartphones, Tablets, Play, etc; dediquen al menos una hora a la actividad física y tomen cero bebidas azucaradas”.