Home Destacada Anmat aprobó la primera vacuna contra el Covid íntegramente desarrollada en Argentina

Anmat aprobó la primera vacuna contra el Covid íntegramente desarrollada en Argentina

856
La flamante vacuna argentina contra el Covid-19.
La flamante vacuna argentina contra el Covid-19.

Desde esta mañana Argentina se sumó al prestigioso, y selecto, puñado de países del mundo que lograron desarrollar, probar y registrar una vacuna altamente efectiva contra el SARS-CoV-2. Se trata del final del camino del proyecto ideado en plena pandemia, a mediados de 2020, por un grupo de investigadores del Conicet que trabajan en la Universidad de San Martín. Con el apoyo del laboratorio privado Cassará, el equipo logró poner a punto, y probar en rigurosos estudios de Fase III, la alta capacidad de la Arvac “Cecilia Grierson” la vacuna capaz de inmunizar contra el virus en forma efectiva Ahora el país puede producir localmente una vacuna eficiente, segura y económica que –además– puede ser exportada a otras naciones.

Al evento de presentación oficial acudió la plana mayor de la ciencia argentina. En un salón colmado de investigadores, y con la cabecera tomada por los ministros de ciencia y salud –Daniel Filmus y Carla Vizzotti– y sus colaboradores, sumaron todos los investigadores estatales y los aportados por el laboratorio argentino Cassará, que participó de la iniciativa desde el principio .

Refuerzos de vacunas contra el covid: actualizan
las recomendaciones para grupos de riesgo

El proyecto fue realmente multitudinario ya que, en una u otra fase, el consorcio público-privado terminó recibiendo aportes de cerca de 600 científicos y profesionales, de 25 instituciones diversas.

“La inversión fue de tres años de trabajo, un aporte estatal de $1700 millones“, le contestó Filmus a este medio cuando se le preguntó por los montos. Y a esto fuentes del laboratorio le sumaron su propio aporte: unos US$ 7 millones. Todos esperan poder, en el mediano plazo, amortizar estos costos ya que esta vacuna puede ser comprada en pesos, para reforzar la inmunizar de la población local.

La vacuna en detalle

Según explicó en conferencia de prensa Juliana Cassataro, líder del proyecto Arvac e investigadora de la Unsam y el Conicet, “llegar a esta punto donde la Anmat analizó los datos de las pruebas y decidió “registrarla“, llevó muchísimo trabajo de laboratorio en equipo. Y luego tuvimos que completar las tres fases de los ensayos médicos. En total, la probamos en 2094 personas, todas mayores de 18 años, en un estudio multicéntrico, en una decena de instituciones de salud de todo el país”. Y un detalle llamativo: cuando se convocaron voluntarios para estas pruebas, aunque el testeo requería probarla en unas 2000 personas, hubo más de 10 mil anotados que se postularon.

Hay equipo (de la UNSAM y el Conicet)
Hay equipo (de la UNSAM y el Conicet)

Según Cassataro, los resultados fueron más que satisfactorios: la efectividad de la protección (medida en la tasa de seroconversión que es el aumento de anticuerpos neutralizantes del virus), fue del 91%. Y un detalle destacado. Esta cifra llegó al 90% en los mayores de 60 años, el grupo etario más afectado y de riesgo ante una infección de coronavirus.

Como ya hay mucha gente vacunadas, la Arvac fue concebida como una inmunización de “refuerzo“, especialmente ante el repetido surgimiento de nuevas variantes virales del SARS-CoV-2.

Otro punto fuerte es que demostró ser segura, ya que su aplicación prácticamente no tuvo efectos secundarios significativos. Y es robusta porque se la puede almacenar por al menos 18 meses a temperaturas de heladeras sanitarias, entre 2 y 8°C. Estas características podrían permitir que las dosis de la Arvac, a diferencia de las primeras vacunas contra el Covid-19, sean más económicas, fáciles de producir y de distribuir.

Costado económico de la vacuna

La flamante Arvac puede ser, además de un instrumento de salud pública, una forma de ahorrar divisas. Vale recordar que, según datos del Ministerio de Salud de Nación, Argentina invierte unos US$ 500 millones importando vacunas, entre otras las que protegen del Covid.

La flamante versión local se comprará en pesos y, sobre todo, puede ser exportada a todo el mundo, especialmente porque es fácil de adaptar a las nuevas variantes de este virus que va mutando periódicamente. Y según le explicaron desde el laboratorio, “el costo final por dosis dependerá de la cantidad que el comprador, por ejemplo el Ministerio, nos encargue. Pero hicimos los números y sabemos que esta vacuna, en precios por dosis, es totalmente competitiva con las actuales opciones existentes en el mercado, basadas en la plataforma de ARNm” (como la Pfizer y Moderna).

Próximos pasos de este proyecto

El próximo paso, es que el Anmat apruebe el primer lote producido por el laboratorio. Y la ministra Vizzotti adelantó que planean una licitación de vacunas para poder sumar esta opción entre las dosis de refuerzo.

“Además”, según fuentes del laboratorio, “ya estamos en conversaciones explorando la posibilidad de asociarnos y exportarla a países como México, Cuba, Uruguay, Chile y Brasil, entre otros. Incluso queremos avanzar con la Organización Panamericana de la Salud para ver si podemos ofrecerla a su Fondo Rotatorio de compras de vacunas”.

Filmus concluyó la presentación oficial afirmando que: “creo que es un día histórico para la ciencia argentina porque, en solo tres años, logramos –por primera vez– pensar y hacer íntegramente una vacuna de alta calidad contra el Covid-19. Somos los primeros en América del sur en lograrlo y, una de las cosas más importantes es que obtuvimos la capacidad y el know-how para poder desarrollar, en el futuro cercano, nuevas inmunizaciones innovadoras contra otras patologías”.

Enrique Garabetyan

 

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41