Home Neociencia Arándanos: ayudan a reducir problemas de salud intestinal en personas que consumen...

Arándanos: ayudan a reducir problemas de salud intestinal en personas que consumen mucha carne

310

Esta fruta reduce los efectos adversos de una dieta basada en alimentos de origen animal y pobre en fibra.

(www.neomundo.com.ar) Los arándanos se consideran un superalimento por alguna razón. Esta fruta, que es muy rica en fibra y contiene más antioxidantes que cualquier otra, es alabada por sus numerosos efectos beneficiosos sobre la salud.

Se dice que estimula el sistema inmunológico, ayuda a prevenir enfermedades de las encías, reduce el colesterol malo, mejora la digestión y previene infecciones urinarias. Sin embargo, hasta ahora, su efecto sobre la microbiota intestinal (nombre que se da a las decenas de billones de microorganismos que pueblan nuestros intestinos) no se había demostrado en ningún ensayo de alimentación controlada aleatorizado.

Con este fin se llevó a cabo este tipo de experimento financiado parcialmente por un proyecto de la Unión Europea. En el ensayo un equipo de investigadores estudió la relación entre la microbiota y los arándanos consumidos como parte de una dieta basada en alimentos de origen animal y pobre en fibra. Descubrieron que esta fruta reduce los efectos adversos de este tipo de dieta en el tracto gastrointestinal.

El ensayo y sus hallazgos se describen en un artículo publicado en la revista “The Journal of Nutritional Biochemistry”.

Se sabe que las dietas pobres en fibra y basadas en alimentos de origen animal incrementan los ácidos biliares carcinógenos y reducen los ácidos grasos de cadena corta (AGCC) producidos por las bacterias beneficiosas de los intestinos lo cual desequilibra el microbioma intestinal.

Según explicaba el doctor Oliver Chen de la Universidad Tufts de los Estados Unidos y coautor del estudio “un desequilibrio puede incrementar el riesgo de sufrir varias enfermedades crónicas como la aterosclerosis la hipertensión enfermedades renales y la diabetes de tipo 2. La identificación de alimentos como los arándanos que pueden ayudar a conformar y mantener un microbioma más sano podría tener un efecto notable en la salud pública”.

* Se eligieron los arándanos para el experimento por el elevado contenido total de fenoles que afectan la actividad antioxidante.

Once adultos sanos de entre 25 y 54 años participaron en un ensayo de alimentación controlada cruzado, doble ciego y aleatorizado. Durante 5 días, los participantes consumieron una dieta controlada de carnes, productos lácteos y azúcares simples junto con 30 g de polvo de placebo al día. Al cabo de un período de intervención de dos semanas, los sujetos consumieron la dieta controlada más 30 g de polvo de arándanos enteros liofilizados durante cinco días más. Se tomaron muestras de heces, orina y sangre antes y después de cada fase.

La dieta que contenía arándanos parece que podría reducir los cambios negativos que la dieta basada en los alimentos de origen animal provoca en el microbioma intestinal. Esta limitó el aumento de los ácidos biliares cancerígenos y redujo la disminución de los AGCC que benefician al tracto gastrointestinal. Además, incrementó los ácidos fenólicos obtenidos de bacterias, así como las antocianinas urinarias, un tipo de compuesto que se dice que tiene propiedades antioxidantes.

Así, la incorporación del polvo de arándanos mostró que las propiedades de esta fruta pueden contribuir a mantener la salud intestinal.