Home Breves Hallan cambios genéticos que podrían ayudar a explicar la muerte súbita en...

Hallan cambios genéticos que podrían ayudar a explicar la muerte súbita en niños pequeños

182
Chicos siendo revisados por médicos
Controles pediátricos. Si es necesario, no es bueno postergarlos ni demorar la vacunación. Designed by pressfoto / Freepik

Anualmente mueren en los Estados Unidos 400 niños mayores de un año por muerte súbita inexplicable SUDC por sus siglas en inglés (unexplained deaths in children). Los investigadores creen que probablemente comparten mecanismos causales similares con la muerte súbita infantil. Aunque esta última entidad es responsable de 3 veces más muertes que el SUDC también es cierto que recibe más fondo para financiar nuevas investigaciones.

Una de las investigadoras principales del presente estudio se apoyó en su propia historia personal para generar financiación y fundar una organización destinada a la investigación SUDC.

La Dra. Laura Gould perdió a su hija de 15 meses por esta causa, solicitó apoyo al neurólogo de NYU Langone Health Orrin Devinsky y fundaron de manera conjunta el Registry and Research Collaborative (SUDCRRC).

Desde el 2014 la fundación trabaja con los padres que han perdido a sus hijos mayores de 1 año de manera súbita e inscriben a las familias en un registro de manera de recopilar muestras genéticas (secuenciación genómica) de padre, madre e hijo fallecido.

Dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, se llevo a cabo un estudio que analizó los ADN de “124 tríos” (padres vivos/ hijo fallecido por SUDC). Buscaron identificar variantes patogénicas heredadas y de novo, enfocándonos inicialmente en genes cardíacos y de epilepsia dados estudios epidemiológicos y genéticos previos evaluaron el papel del Calcio a nivel cardíaco / neuronal y el deterioro de la señalización y excitabilidad como un mecanismo patogénico común.

Descubrieron que casi el 9 % tenían cambios en los genes que regulan la función del calcio.

El calcio juega un rol fundamental en la excitabilidad de las membranas celulares y en este caso en particular de las células cerebrales y del músculo cardíaco. Cuando se alteran las señales nerviosas sobre la celula cardiaca o cardiomiocito pueden causar arritmias (ritmos cardíacos anormales) o convulsiones si esto sucede a nivel neuronal, los cuales aumentan el riesgo de muerte súbita.

Publicado on line el 20 de diciembre en Proceedings of the National Academy of Sciences, el nuevo estudio es el primero en identificar las diferencias genéticas presentes en un gran grupo de casos de SUDC, la mayoría de los cuales involucran a niños que murieron entre las edades de 1 y 4 años.

Otro hallazgo interesante fue que estos cambios en el ADN eran nuevos. “Las mutaciones no se heredaron, sino que surgieron al azar en los hijos de padres que no tenían ese cambio genético” sostiene Gould autora principal de la investigación y agrega: “Por lo tanto, si SUDC ocurre en un hijo, es poco probable que vuelva a ocurrir si la misma pareja tiene otro hijo. Esto brinda cierta tranquilidad a las familias que desean tener otro hijo”. Y también lo hace la prevención.

“Nos centramos en 137 genes vinculados, por estudios anteriores, a arritmias cardíacas, epilepsia porque sabemos que las convulsiones y la muerte cardíaca súbita son más frecuentes en el SUDC”, dice el autor del estudio, el Dr. Devinsky, director del Centro Integral de Epilepsia de NYU Langone. “Entre los niños que murieron, encontramos una frecuencia diez veces mayor de cambios genéticos en estos genes que en la población general”.

Una explicación aproximada de parte de los investigadores es que después de recibir la señal neuronal correcta, una célula abre los canales de calcio, lo que permite la entrada a través de las membranas para crear una corriente eléctrica. En las neuronas, esta corriente desencadena señales a lo largo de las vías nerviosas y en los cardiomiocitos, contracciones a medida que late el corazón.

Según los autores, se sabe que las nuevas mutaciones encontradas modifican la inactivación de los canales de calcio, prolongan la corriente que los atraviesa y potencialmente conducen a ritmos cardíacos anormales (arritmias) que pueden hacer que el corazón se detenga.

Además, más del 91 % de los niños murieron mientras dormían o descansaban, incluido el 50 % de los que tenían mutaciones de novo que afectaban a los genes relacionados con la fisiología del calcio en el corazón y el cerebro.

Lo que viene en investigaciones de muerte súbita

“Nuestro estudio es el más grande de su tipo hasta la fecha, el primero en demostrar que existen causas genéticas definidas de SUDC y el primero en completar cualquier parte del cuadro de riesgo”, dice el autor principal del estudio, Richard Tsien, DPhil, presidente del Departamento de Neurociencia y Fisiología y director del Instituto de Neurociencias en NYU Langone. “Además de brindar consuelo a los padres, los nuevos hallazgos sobre los cambios genéticos involucrados se acumularán con el tiempo, revelarán los mecanismos responsables y servirán como base para nuevos enfoques de tratamiento”.

En el futuro, el equipo planea estudios más amplios para analizar el papel del estado neurohumoral (sueño vs vigilia, descanso vs ejercicio), identificar más mutaciones que pueden desencadenar SUDC y determinar si las fallas del canal de calcio causan problemas más graves en células cerebrales o músculo cardíaco.

Dra Raquel Piazza, pediatra