Home Destacada Cuatro argentinos innovadores premiados por el MIT

Cuatro argentinos innovadores premiados por el MIT

140

Cada año la revista tecnológica del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts selecciona a los 35 jóvenes «innovadores» de América latina «cuyas ideas e investigaciones tienen el mayor potencial para cambiar el mundo. Y entre los premiados figuran cuatro argentinos.

Los ganadores fueron elegidos entre dos mil candidatos por un comité de 50 expertos. Y sus proyectos y avances se destacan entre las tecnologías emergentes con aportes en biotecnología, a la medicina, inteligencia artificial e informática.

Facundo Carrillo fue reconocido en la categoría Entrepreneur por «Sigmind», una plataforma de inteligencia artificial de análisis automático del discurso, que cuantifica síntomas, eventos y problemas de los pacientes con el objetivo de ayudar a los psiquiatras a diagnosticar y tratar mejor las enfermedades mentales. “Desarrollamos una app para psiquiatras y pacientes. La app va haciendo una serie de preguntas, como por ejemplo: ¿cómo te sentís hoy? El paciente graba los audios y el algoritmo analiza el discurso en distintas métricas objetivas que sirven para hacer diagnóstico”, explicó Carrillo. El sistema cuantifica el nivel de coherencia y la emocionalidad del discurso del paciente. “Sigmind no hace un diagnóstico sino que es una herramienta para el psiquiatra”, aclaró Carrillo, de 32 años, doctor en Ciencias de la Computación y graduado de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA. Hasta el momento la app ya fue utilizada por más 500 pacientes del país, Chile y España. El 29 de noviembre último, Sigmind resultó la ganadora de Samsung Innova 2019.

En la categoría Pioner la ganadora fue Bárbara Tomadoni, del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (Universidad de Mar del Plata-Conicet). Bárbara tiene 29 años y es ingeniería Química y de Alimentos. Fue distinguida por el desarrollo de biomateriales inteligentes como reservorios hídricos y nutricionales en suelos agrícolas. “Estudio materiales superabsorbentes, hidrogeles, para que tomen agua y la vayan liberando progresivamente y esto ayude a controlar la humedad en suelos, incluso cuando hay sequía”, explicó Tomadoni. Por lo general, los hidrogeles se basan en polímeros de ácido acrílico que no son fácilmente degradables en el suelo y, además, pueden ser tóxicos. “Nuestra idea es cambiarlos por materiales biodegradables y no tóxicos”, señaló. Para eso, utiliza dos polímeros de origen natural que además tienen la ventaja de que se extraen de desechos marinos: el alginato ( de algas pardas) y el quitosano (de exoesqueletos de crustáceos). “Probamos estos hidrogeles en plantas de lechuga sometidas a estrés hídrico y encontramos muy buenos resultados”, sostuvo Tomadoni, quien ahora busca dar un paso más y utilizar estos hidrogeles como fertilizantes y nutrientes.

David Alejandro Trejo Pizzo (27) fue distinguido como Inventor. Se recibió de ingeniero electrónico en la Universidad de Palermo y pasó por destacados centros de investigación de electrónica, óptica y nanotecnología en China y Alemania. También cursó un Master en Economía y fundó una Startup que hoy se dedica a dar asesoramiento y servicios de Internet de las Cosas. Combina sus investigaciones con la docencia como profesor de Nanotecnología en la Universidad Caece en Buenos Aires. «Me nominaron por el desarrollo de hardware para soluciones de Inteligencia Artificial (IA), relacionado con mis investigaciones sobre «memristores», un nuevo tipo de componentes electrónicos que sirven para fabricar sistemas más potentes que los actuales», explicó. Según Trejo Pizzo «actualmente una PC combina chips: CPUs, para cálculos y GPUs para gráficos. Pero con la mayor demanda de soluciones de IA y de redes neuronales se necesita un nuevo tipo de chip. Y los «memristores» son una opción ideal porque permiten fabricar chips de mayor potencia para, por ejemplo, animación, edición de video o simulaciones complejas». Trejo Pizzo ya lleva diseñados y fabricados varias centenas de estos nuevos microchips y posee media docena de patentes que protegen los avances que logró en el laboratorio.

También como Entrepreneur fue seleccionado Demian Brener (29). Es ingeniero industrial, egresado del ITBA y fundó -en 2015- OpenZeppelin, especializada en seguridad digital. Brener logró posicionarse como líder porque la enfocó en seguridad digital para Blockchain y criptomonedas. Según dijo «tenemos clientes en todo el mundo y hemos participado en desarrollos con bancos y empresas de seguros. Incluso Microsoft incorporó nuestras soluciones a su plataforma de desarrollo». Según Brener, «Blockchain está dando sus primeros pasos. En un par de décadas tendrá un impacto mayor que lo que hoy significa Internet. Y puede aplicarse en logística, manejo de infraestructura, educación o salud, entre otros rubros. Según este experto, «su crecimiento permitirá concretar la creación y la transferencia real de valor montado en un formato digital. En unos años llegaremos a decir que Internet fue lo que permitió que Blockchain exista».

Historia de un premio
Desde 1999, el MIT Technology Review reconoce el talento de emprendedores de diferentes países que están desarrollando nuevas tecnologías para ayudar a resolver los problemas que afectan al mundo. “Buscamos reconocer y dar visibilidad a jóvenes talentos de América latina que están haciendo innovaciones e investigaciones en una gama de proyectos muy amplia que van desde temas de biotecnología, medicina, sustentabilidad e inteligencia artificial hasta software y hardware, entre otras”, dijo Beatriz Ferreira, CEO de Opinno. “Este reconocimiento sirve para potenciar los proyectos y darles un trampolín que ayude a llevarlos a un nivel superior”, agregó. La ceremonia de premiación de esta edición del Innovators Under 35 LATAM, será el próximo 30 de enero en la Ciudad de México, ante una comunidad de innovadores, pioneros y agentes de cambio social.