Summarize

La población del país se identifica con fuertes rasgos narcisistas, obsesivos, histriónicos y paranoicos.

 

Enrique Garabetyan
 
Para fabricar un argentino con una personalidad "promedio", que nos represente como sociedad, la receta indica que hay que tomar una olla y poner:
 
- un 45% de rasgos "narcisistas"; 
- un 38% de rasgos "obsesivos"; 
- un 32% de rasgos "histriónicos" y 
- un 30% de personalidad "paranoica".
 
Con esos datos parece definirse los rasgos de la "argentinidad" modelo 2017. Así lo afirma un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Siglo 21. 
 
Bajo el nombre "Informe de Argentinidad 2017: la personalidad de los Argentinos", un grupo de investigadores liderados por el doctor Leonardo Medrano, secretario de Investigación de la Universidad y uno de los autores del "paper", trabajó sobre una muestra representativa de 1050 casos, tomando hombres y mujeres, de 18 a 65 años, que habitan en siete grandes centros urbanos: Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Rosario, Tucumán y Comodoro Rivadavia.
 
Medrano explicó que "tomamos como base una guía que se usa a nivel internacional que se denomina "Personality Belief Questionnaire". Es una metodología que –hasta ahora- nadie había usado en Argentina en forma masiva".
 
Según los investigadores de esta universidad cordobesa, "del estudio sobresalen muchos puntos llamativos pero una de las más fuertes es la que muestra que el 45% de los argentinos se manifestó "de acuerdo" o "totalmente de acuerdo" con rasgos de la personalidad "Narcisista".  
 
Y ejemplificó ese rasgo basado en un grupo de afirmaciones con las que ese colectivo se identifica fuertemente: el 30% señaló que “para mí es muy importante obtener reconocimiento, veneración y admiración”, y el 61% afirmó “no tolerar que me falten el respeto o me traten como merece”.
 
Otro rasgo muy presente es la "obsesividad", situación en la que se encasilló el 38% de los consultados. Entre las creencias más destacadas asociadas a este rubro figura el dato llamativo es que 1 de cada 3 encuestados considera que “es importante hacer todo de manera perfecta”.
 
No podía faltar un tercer rasgo de la argentinidad al palo en el cajón de los "histriónicos", ya que así se define el 32% de los consultados. 
 
En este rubro se destacan afirmaciones que hizo uno de cada cuatro encuestados, señalando que coincide con la idea de que "es horrible que las personas me ignoren”. 
 
Y una proporción menor, pero del 13% de la sociedad, explicó que cree en la frase “necesito que las personas me presten atención para ser feliz”.
 
Finalmente, algo particular en el país donde el psicoanálisis es el movimiento psi más fuerte del planeta indica que mostramos en nuestra personalidad colectiva ciertos rasgos paranoicos. 
 
"Este patrón de personalidad social se caracteriza por una elevada desconfianza frente a los demás y un tercio de los argentinos manifestó creencias típicas de este estilo de ser. De hecho, un cuarto de los consultados admitió que “habitualmente las personas dicen una cosa que -en realidad- significa otra”. Menos de la mitad –el 46%- afirma que “Es seguro confiar en otras personas”.  Y una proporción menor (11%) coincidió con la descorazonadora idea de que “Si las personas se comportan de manera amistosa es porque están tratando de usarme o de explotarme”.
 
Según Medrano "nuestra idea con esta encuesta fue trabajar desde el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la universidad para poder contar con una medición amplia, que nos sirva para poder describir características de la personalidad de los argentinos, y que permita pensarnos y tener material de base para que podamos reflexionar como sociedad, partiendo de datos e insumos confiables".
 
Finalmente, a la hora de describir que concepto de la encuesta causó el mayor impacto personal entre los investigadores, Medrano concluyó que "si el 54 % de los consultados transmite sin pudores que "No es seguro confiar en otras personas", ¿qué nos dice eso sobre cómo podemos armar un proyecto colectivo de país?
 
Otros puntos resaltables fueron el hecho de que 4 de cada 10 argentinos afirma que el 40% señaló que SI se iría del país si tuviera la oportunidad de hacerlo.

Comentarios