Home Neosalud El COVID-19 puede afectar a 186 millones de personas con enfermedades crónicas...

El COVID-19 puede afectar a 186 millones de personas con enfermedades crónicas en América Latina

168
Hisopado: clave contra la pandemia.
Hisopado: clave contra la pandemia.

La alta incidencia de diabetes, hipertensión y padecimientos renales (las tres enfermedades crónicas más comunes) colocan al 30% de la población del continente americano en riesgo de caer enferma de gravedad si contrae el coronavirus. En América Latina y el Caribe, eso significa 186 millones de personas. Y por eso la agencia de salud para la región reitera la urgencia de reforzar los sistemas sanitarios a nivel primario para que no se interrumpa el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles a causa de la pandemia.

Tres de cada diez personas en América, es decir unos 325 millones, corren el riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19 debido a que padecen males crónicos como diabetes, hipertensión, problemas renales, obesidad, tuberculosis o VIH, alertó la directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De ese grupo vulnerable, 43 millones de personas se consideran en un “muy alto riesgo”, lo que quiere decir que necesitarían ser hospitalizadas, dijo Carisa Etienne, y agregó que los hombres tienen el doble de posibilidades de contraer el coronavirus y desarrollar el COVID-19.

En la conferencia de prensa periódica sobre la situación de la pandemia del coronavirus en el continente americano, Etienne informó que en la última semana se registraron 900.000 casos nuevos y 22.000 muertes, la mayor parte de ellas en Estados Unidos, Brasil y México.

“La mayoría de los países en Mesoamérica reportó una cantidad récord de casos semanales, y en América del Sur, el COVID-19 se está esparciendo en la base del Amazonas, en Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú”, indicó.

La sesión informativa de hoy enfatizó el alto riesgo de enfermar de COVID-19 cuando hay comorbilidades crónicas como la diabetes, la obesidad y la hipertensión, cuya tasa de incidencia es muy alta en la región latinoamericana.

Interrupción de tratamientos

Esta amenaza se agudiza puesto que la desviación de la atención y los recursos a la emergencia del COVID-19 ha dejado sin tratamiento a muchos pacientes con comorbilidades.

La funcionaria citó, por ejemplo, la falta de insulina para los diabéticos, o de servicios de diálisis a quienes los precisan.

Reforzar la atención primaria

La OPS considera que, para evitar más casos graves y muertes por COVID-19 en América, es urgente reforzar los sistemas de salud, sobre todo a nivel de atención primaria, de manera que los pacientes con enfermedades preexistentes no deban interrumpir sus tratamientos y permanezcan monitoreados por los profesionales de la salud.

Añadió que las instalaciones de salud deben reorganizarse para proveer los servicios esenciales y exhortó a desarrollar la telemedicina y a establecer centros especiales para atender enfermedades crónicas sin que los pacientes se expongan al coronavirus de los hospitales COVID-19.

Urge reforzar los sistemas de salud, sobre todo a nivel de atención primaria

También producir información específica a los grupos de riesgo y a enseñar a la población en general a mantener una rutina que incluya ejercicio y una dieta sana mientras está en casa.

Etienne aseveró que estas medidas permitirían una reactivación económica más segura y sostenible porque reforzarían los sistemas sanitarios y los harían más resilientes, una condición necesaria más allá de la actual contingencia.

“Debemos incluir también a los practicantes de medicina tradicional para que las comunidades acepten dentro de su cosmovisión medidas como el distanciamiento físico”, señaló Aldighieri.

Las estrategias deben contemplar la vigilancia comunitaria, así como la atención primaria en hospital y en centros de salud, con especial atención a reportar rumores de casos o muertes relacionados con la fiebre y dificultad para respirar, que deben ser investigados para determinar la causa y proporcionar atención médica rápida a los afectados.