Home Breves Famosos con éxito en el mundo de las apuestas deportivas

Famosos con éxito en el mundo de las apuestas deportivas

1013
Muchos jugadores apuestan grandes sumas de dinero.
Muchos jugadores apuestan grandes sumas de dinero.

Hay estrellas que han logrado hacerse con un lugar en uno de los tops más reñidos y se posicionan como los más famosos en el mundo de las apuestas deportivas.

Su buen ojo para las predicciones y el estudio al detalle de jugadas en las diferentes disciplinas deportivas les permiten lograr buenos resultados en sus apuestas.

En este especial te contamos sobre los perfiles de estos apostadores de lujo, bañados por la buena fortuna y el éxito, como puedes ver en este sitio web y en muchos sitios de noticias. De sus historias rescatamos no solo su capacidad de hacer dinero sino el hecho de que cada decisión debe ser tomada con cautela.

Dave Vegas

Ostenta el título del “mayor apostador deportivo del mundo”. Sus históricos récords los logró con sitios especializados, en donde estudió y aprendió a detectar cuáles eran las mejores cuotas del mercado.

Desde muy joven se inició en el mundo de las apuestas deportivas y luego hizo de estas su principal fuente de ingresos, gracias a las altas cifras que logró ganar en apuestas en Kansas.

¿Cuál ha sido su más grande apuesta?

Varios portales refieren una en particular en Kansas. Realizó 26 apuestas donde se pagaban 100.000 dólares en cada una.

Alcanzó más de dos millones de dólares gracias a los Royals de Kansas City. Confesó a medios locales que todo partió de un análisis del equipo en donde determinó todas las posibilidades para dar en el blanco.

No siempre ha tenido buena racha. De hecho, una de las oportunidades que dejó pasar fue con el Super Bowl, pues, aunque ya había hecho dinero con las apuestas a los Halcones de Atlanta, no invirtió en la final.

Es un jugador reconocido a nivel internacional.

Billy Walters

Las casas de apuestas le temen al buen Billy. Es un apostador cuya probabilidad de acertar es muy alta, por eso no podía estar por fuera de este conteo.

Cuando tenía seis años hizo su primera apuesta: fue en el billar por un dólar y, por supuesto, la ganó. Su ambición fue creciendo y ya en la adolescencia, a los 13 años, apostó en snooker una cifra nada despreciable de 5.000 dólares.

Sus inicios de manera profesional en el mundo de las apuestas deportivas fueron con el baloncesto y el fútbol americano.

Muchos atribuyen a que gracias al éxito alcanzado fue el precursor de The Computer Group, un grupo que brilló durante buena cantidad de años en Las Vegas.

El grupo dio paso al diseño de un software que permitía obtener los resultados y llevar estadísticas, lo que lo cubrió de popularidad.

Es que la tasa de aciertos era de alrededor 60%, un número que revolucionó el mundo de las apuestas deportivas en ese momento. El programa también estuvo en tela de juicio, pero salió ileso de toda sentencia legal.

Amarillo Slim

Amarillo Slim (de nombre real Thomas Austin Preston, fallecido en 2012) es de mención obligatoria cuando se habla del tema.

Apostar era, literalmente, su vida. Como varios de este conteo encontró la manera de hacer de su afición el camino que le daría millonarios beneficios a lo largo de su vida.

Este jugador tentaba a la suerte y al azar apostando a diferentes rubros. Es así como podía verse cómo hacía sus apuestas en campeonatos de golf o hasta en partidos de tenis de mesa.

Era una persona que solía apostar a cualquier cosa, desde un golpe de golf o podía conseguir ganar al apostar sobre el mejor jugador de tenis de mesa en un año determinado.

A pesar de considerarse uno de los apostadores más arriesgados, Amarillo Slim no daba un paso sin pensar la jugada, pues su capacidad de análisis le permitía siempre tener una visión panorámica del juego.

Mira alrededor de tu mesa. Si no sabes quién es el primo, entonces es que el primo eres tú”, fue una de sus frases más famosas. Pero, también tenía otras máximas que lo mantenían aterrizado, aún en sus momentos de mayor gloria: “Nadie es siempre un ganador y si alguien presume de serlo, es un mentiroso”.

Archie Karas

Archie Karas era brillante con el billar y así marcó un camino de aciertos que le permitió hacer buen dinero en Las Vegas. También su tino en el póker sentó las bases de una carrera de éxito.

A inicios de los años 90, específicamente en 1992, Karas dio sus primeros pasos en el mundo de las apuestas. Logró reunir al menos unos 40 millones de dólares al año con una inversión inicial de tan solo 50 dólares. ¡Increíble!

Su buena racha inicial le permitió cosechar una cuantiosa fortuna que lo hace merecedor de un apartado en esta lista.

Pero no siempre le funcionó la jugada y después de amasar una buena plata, terminó por no saber cuándo parar y perdió absolutamente todo.

La lección que deja su historia es la de no perder el enfoque y mantener los pies en la tierra, incluso, si quieres convertirte en el próximo “famoso” en entrar en una futura edición de esta lista.