Home Neosalud La asociación entre problemas neurológicos de los bebes y la dieta de...

La asociación entre problemas neurológicos de los bebes y la dieta de sus madres veganas

912
Al mes, el 66% recibía lactancia materna exclusiva. (Imágen: cortesia Wikimedia)

Opinión: por la Dra Cecilia Avancini, Jefa de Pediatría de Vittal

Según surgió de una investigación del Hospital Garrahan a través del aumento en estos 2 últimos años de bebes lactantes, con deficiencias neurológicas graves, como apneas, convulsiones, desconexión del entorno social, rechazo del alimento y retraso de pautas madurativas, que no respondían a ninguna enfermedad de base , relacionadas con la deficiencia extrema de vitamina B12. Se comprobó que eran alimentados exclusivamente de leche materna hasta los 6 meses e hijos de madres veganas.

Se presentaban como bebés con un desarrollo normal aparente hasta los seis o siete meses de edad cuando comienzan a perder algunas pautas madurativas, los padres consultan al detectar que sus hijos muestran un retroceso con respecto a las pautas de desarrollo neurológico esperable como sentarse, sostener la cabeza, sonreír o conectarse con el entorno.

A partir de estos casos similares comenzaron estudiarlos en retrospectiva e indagar sobre los hábitos alimentarios de las madres, encontrando en común que tenían hábitos vegetarianos y veganos. Fue a partir de ahí cuando los médicos comenzaron a estudiar el dosaje de la vitamina B12 en sangre y así se advierte las consecuencias en los bebés que no reciben las cantidades suficientes de dicha vitamina desde la gestación.

La vitamina B12 es una de las vitaminas esenciales para el funcionamiento del organismo. Es de origen animal y se encuentra en la carne, los lácteos, el huevo y algunas legumbres, aunque con bajo nivel de absorción. La vitamina B12 es exógena al ser humano. Sin lácteos, ni huevos ni carne no hay forma de poder incorporarla. Es parte de las vitaminas esenciales y el organismo no tiene la capacidad para generarla.

Según sostiene el informe realizado en el Garrahan, la deficiencia de esta vitamina afecta principalmente a los órganos con elevado recambio celular, como la médula ósea y el sistema nervioso. “La leche humana es una fuente adecuada cuando los niveles maternos son normales. Los hijos de madres deficientes en B12 pueden nacer con deficiencia o manifestarla después, si reciben lactancia exclusiva”, revela el estudio. La vitamina B12 tiene un rol clave en el desarrollo del sistema nervioso de los bebés.

“En la fase intrauterina o lactante la vitamina B12 actúa directamente sobre la estimulación nerviosa, la B12 lubrica los nervios para que se produzcan los movimientos. Cuando hay deficiencia los bebés dejan hacer algunos movimientos, se convierten en pacientes apáticos y no sostienen la cabeza”, en los casos más extremos existe el riesgo de convulsiones o movimientos involuntarios.

Los profesionales aclaran que el objetivo no es oponerse a la decisión alimentaria de las madres sino advertir que si una embarazada decide mantener este hábito tiene que estar bien suplementada para que el bebé no corra riesgos.