Home NeotecnologÍa La digitalización de actividades: ejemplos de una apertura a un nuevo público

La digitalización de actividades: ejemplos de una apertura a un nuevo público

310

Internet es considerado, en muchos campos, como una herramienta de popularización. Hay actividades que se presentan en el mundo virtual sin hacer discriminación alguna a sus usuarios, y se han dirigido a un público más transversal y sin importar la condición que tenga cada uno. En la mayoría de ocasiones solo es necesario disponer de un dispositivo inteligente y de conexión a la red, pues muchas se presentan de manera gratuita o a bajo coste.

Uno de los ejemplos más conocidos de ello son las redes sociales. Hay una serie de plataformas situadas en el grado más alto de popularidad y, aunque cada una de ellas tiene un público objetivo definido, se presentan abiertas a todo tipo de usuarios. No es lo mismo el tipo de internautas que se conectan a diario a Facebook que el que lo hace a través de TikTok, más enfocada al público joven; o de Instagram, erigido como un portal también para compañías.

La cultura, abierta al público

Hay una serie de actividades culturales que, en los tiempos que corren, se presentan en internet de manera abierta, en muchas ocasiones gratuitas y sin reclamar pago alguno. Una de las más habituales tiene relación con los medios de comunicación. En la red encontramos todo tipo de informaciones diferentes y son muchos los medios convencionales que se han visto obligados a dar el salto a las pantallas. Algunos gratuitos, otros de pago, todo el contenido en un solo clic.

 

Es de especial mención uno de los sectores que entró hace más de una década en nuestras vidas y que se ha erigido como una de las prácticas más populares. Estas son las plataformas audiovisuales de streaming que presentan a los usuarios, bajo una suscripción, un amplio catálogo de contenidos como películas, series o documentales, antes inaccesible. La competencia es feroz, con gigantes como Netflix o Amazon tratando de hacerse un hueco, y las opciones de consumo muy variadas: celulares, televisor o computadoras, entre otras.

Más opciones proporciona el consumo de música. Hay plataformas que permiten la escucha de canciones y grupos de música de manera gratuita; mientras que también presentan opciones de suscripción para poder disfrutar de todo el contenido sin publicidad alguna. Algunas de las plataformas especializadas en ello que a muchos los acompañan en su día a día son Spotify o Apple Music. En ellas aparecen millones de pistas, de estilos y gustos totalmente diferentes, y desde cualquier dispositivo inteligente, incluso asistentes de voz.

El entretenimiento pasa por el online

Actividades relacionadas con el entrenamiento también han dado el salto a las pantallas, ofreciendo su contenido en más de un dispositivo y sin tener nada que envidiar a las prácticas de antaño. Por ejemplo, en el mundo del casino online, se pueden realizar partidas de poker con dinero real a través de las diferentes opciones de depósito como las que ofrece la plataforma especializada PokerStars con las clásicas transferencias bancarias o los ya populares monederos virtuales.

 

También hay otras actividades que tradicionalmente han reclamado un pago y que, en estos momentos, se llegan a presentar de manera gratuita. En el sector del ocio más puro podemos destacar los videojuegos conocidos free to play, a los que se puede jugar sin desembolso alguno, como serían Fortnite o Call Of Duty: Warzone, entre muchos otros. Otra opción son las que se presentan en los principales mercados de aplicaciones en la sección de juegos, donde con un solo clic uno se puede hacer con alguna oferta de entre los millones de opciones que aparecen en pantalla.

La amplia oferta de formación

La formación ha vivido un cambio destacable en los últimos tiempos. Gracias a internet, cada vez son más los contenidos que aportan conocimientos y que se presentan desde la comodidad de un dispositivo. Además, hay un amplio abanico de opciones en cuanto al aprendizaje; pasando por las temáticas, el nivel de profundización, el método educativo o el precio de los estudios. Solo hay que buscar y encontrar la mejor opción posible.