Home Destacada Por 5° año consecutivo cae en Argentina el índice de confianza de...

Por 5° año consecutivo cae en Argentina el índice de confianza de la gente en las vacunas

375
Desde 2019 hasta el presente, la confianza y el acceso a las vacunas registraron un descenso de algo más del 9%
Desde 2019 hasta el presente, la confianza y el acceso a las vacunas registraron un descenso de algo más del 9%.
  • Una encuesta nacional, hecha a 7.200 argentinos de todo el país y que se repite anualmente desde hace un lustro, encontró una tendencia preocupante:
  • Caen, año tras año, el índice de confianza y el acceso de la sociedad sobre las vacunas, una de las dos herramientas de salud pública de mayor importancia de la historia.
  • La opinión al respecto del ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós.

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Fundación Bunge y Born comprobó un nuevo año negativo respecto de la actitud de los argentinos y las vacunas: desde 2019 hasta hoy la confianza y el acceso a las vacunas registraron una caída de algo más del 9%. Y aunque tienden a estabilizarse, los valores siguen siendo inferiores de los registrados antes de la pandemia.

Esas fueron algunas de las tristes conclusiones de la encuesta realizada, en todo el país, a 7.200 argentinos mayores de 15 años.

El último valor hallado del índice de confianza de la población en las vacunas, en 2023, cayó hasta los 85,2 puntos. Entre los puntos llamativos que destacó Julio Ichazo, magíster en economía aplicada y coordinador senior de la fundación, figura el siguiente: “Los dos segmentos etarios que menos confían en las vacunas y que menos acceso tienen a estas son las personas más jóvenes y los más adultos”.

La vacuna contra el dengue ya llegó al país:
¿Quiénes tendrán acceso?

También disminuyó el índice que refleja la facilidad de acceso a esta herramienta de prevención de enfermedades. En concreto, bajó 2,2 puntos porcentuales entre 2022 y 2023, índice que actualmente roza el 67,9% y en bajada. Los mayores problemas de acceso a la inmunización se ubican en las provincias del NEA, seguidas por las del NOA.

A la hora de medir el acceso, los investigadores preguntan datos, como si la gente sabe dónde puede vacunarse y cuáles son los costos involucrados. O temas referidos a los vacunatorios, como las facilidades de acceso, la dificultad para llegar, el rechazo previo, los horarios de atención y los tiempos de espera que implica recibir una vacuna.

Cae la confianza en las vacunas

Otro de los ítems a considerar a la hora de repensar estos temas claves de salud pública es el llamativo hecho de que dos de cada diez encuestados afirman haber recibido la recomendación de no aplicarse una vacuna por parte de su médico, debido a que las consideran inseguras, una ya tradicional fake news que va ganando peso.

Así, la encuesta parece apuntar a que Argentina se está volviendo un país más desigual en términos de acceso a la vacunación, y que año tras año va creciendo la brecha entre los menos educados y aquellos con más estudios respecto de la vacunación.

Covid y dengue

En la presentación pública del estudio –al que asistió PERFIL y que concretó el equipo de la fundación– aparecieron otros puntos importantes del trabajo. Entre ellos, la caída en la aceptación de la necesidad de darse refuerzos periódicos de la vacuna contra el covid-19. Y también apareció la falta de políticas de divulgación sobre el tema de parte de los responsables oficiales de las vacunas.

En concreto, casi la mitad de los consultados –el 46%– afirmó que “no desea aplicarse la dosis de refuerzo”. Además, buena parte de los entrevistados (el 37%) dijo “carecer de información” y “desconocer la recomendación del Ministerio de Salud respecto de la necesidad de este refuerzo”.

Eduardo López: “La vacuna del Covid se va a asemejar a la de la gripe”

En cambio, en otra vuelta irónica sobre el tema, y en otro tema de salud pública polémico, la gente acepta la idea de vacunarse contra el dengue, hecho que tiene más aceptación que los refuerzos de las vacunas contra el covid-19.

Así, ocho de cada diez  (81%) afirman que se aplicarían la vacuna contra el dengue y el 19% dijo que no. Lo particular es que esta vacuna, si bien está aprobada en Argentina, su necesidad es algo que aún está siendo analizado por los expertos de la Comisión Nacional de Inmunización (Conain), cuya función es asesorar a las autoridades y a los definidores de políticas para poder tomar decisiones justificadas sobre aspectos relacionados con la inmunización, y siempre basados en la mejor evidencia.

Así, los resultados de esta vacuna todavía están siendo analizados por la Conain. En cambio, las políticas de prevención que sí resultan efectivas y que están disponibles –el famoso descacharreo preventivo que implica una responsabilidad social y personal en la prevención– es una actividad que dista mucho de ser tan popular como la idea de vacunarse contra el dengue.

Cae la confianza en las vacunas

Los investigadores concluyeron la presentación destacando que los datos de este trabajo son un insumo importante y “se espera que este tipo de investigaciones ayude a las autoridades y responsables de salud pública a diseñar políticas de intervención más focalizadas en los diferentes grupos sociales y etarios.

Acciones que permitan revertir la creciente actitud negativa de la gente frente a una de las dos medidas de salud pública más importantes y efectivas de la historia médica de la humanidad.

Podría ser peor

Según dijo el doctor Fernán Quirós, ministro de salud de CABA, “la falta de confianza en las vacunas se enmarca en una problemática global que –a lo largo de los últimos 15 años– ha tenido un fuerte crecimiento, especialmente en los países de occidente”.

En este sentido, el experto ensayó una explicación posible: “La pandemia de covid-19 contribuyó a empeorar este problema no solamente por los debates políticos, ideológicos y geopolíticos, sino también con las dudas acerca de los procesos de cada una de las vacunas a partir de sus avances con aprobaciones de emergencia, lo cual incrementó de forma muy importante estas desconfianzas”.

Además, Quirós aclaró: “Esta situación es diferente en los países latinoamericanos, donde los índices de confianza van descendiendo de un modo mucho más lento”. Y se esperanzó: “Si bien la encuesta muestra una tendencia en general a nivel mundial de la que no estamos ajenos, los números finales de confianza en las vacunas del argentino promedio están por encima de lo que ocurre en EE.UU. y los países europeos”.

Enrique Garabetyan

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41