Home Neociencia Por la cuarentena, en Argentina está aumentando el consumo de alcohol

Por la cuarentena, en Argentina está aumentando el consumo de alcohol

337
Persona tomando una copa de vino
Durante la cuarentena en Argentina se triplicó la cantidad de personas que toma todos los días.


Según una encuesta hecha por investigadores del Instituto Gino Germani, el 45 % de las personas toma más alcohol que antes del aislamiento
.

La amplia “viralización” de chistes y memes sobre el aumento del consumo de alcohol durante las semanas de aislamiento despertó la idea de un grupo de investigadores del CONICET que trabajan en el Instituto Gino Germani (IIGG) de la UBA, de lanzar un relevamiento online para conocer cuánto se bebía antes y cuánto durante la cuarentena. Y comprobaron que se triplicó el número de personas que consumen bebidas alcohólicas todos los días.

El consumo de alcohol estuvo siempre presente, permeando las distintas clases sociales, las distintas edades y los géneros –explicó Ana Clara Camarotti, investigadora del CONICET que encabezó el estudio junto a Daniel Jones, también del CONICET, e integrantes del Área de Salud y Población del Instituto Gino Germani.

El alcohol es la droga más consumida a nivel mundial y tiene efectos problemáticos para la salud pública

Según la encuesta, que circuló de manera online entre el 4 y el 8 de mayo, durante la cuarentena crecieron los dos polos de la frecuencia de consumo: se duplicó el número de quienes no toman bebidas alcohólicas y se triplicó la cantidad de personas que toma todos los días.

Esa multiplicación del número de personas que afirman consumir bebidas alcohólicas se registró, con mayor énfasis, en el grupo de 35 a 44 años, entre quienes casi se cuadruplicó (de 4.6% a 18.1%). “Hay una suerte de presente continuo a través de la repetición de un día tras otro, que se traduce en una indiferenciación entre días laborales y de descanso también en lo que refiere a tomar alcohol”, explica Jones.

El relevamiento llegó a casi cinco mil personas de 18 años o más que cumplían entre 45 y 50 días de cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Entre ellos, por otra parte, se duplicó el número de personas que mencionan directamente no consumir bebidas alcohólicas (eran 8.5% antes de la cuarentena, y 15.95% durante la cuarentena). En el grupo de 18 a 24 años, este porcentaje se cuadruplicó (de 5.2% a 20.7%).

Por otro lado, se redujo a la mitad el porcentaje de quienes consumían bebidas alcohólicas exclusivamente los fines de semana (ya sea algunos al mes o todos los fines de semana). “Los resultados muestran numerosos y diversos cambios en el consumo de bebidas alcohólicas, al menos para un porcentaje significativo de la población alcanzada por este estudio, que fue población mayoritariamente femenina y con un alto nivel de educación formal en su gran mayoría”, aseguran los investigadores que realizaron el estudio.

En el trabajo se refleja que durante la cuarentena se incorporó el consumo de bebidas alcohólicas a nuevas situaciones de la vida cotidiana: entre quienes consumieron, casi un 20% comenzó a tomar alcohol durante la cena y cerca de un 15% mientras lee o escucha música o mira televisión.

Por otro lado, quienes consumieron alcohol durante la cuarentena dieron cuenta del aumento en ciertas bebidas, especialmente el vino (el 40% de estas personas aumentó el volumen consumido) y la cerveza (en el 25% de los casos).

Entre las razones para tomar más alcohol, citadas por los encuestados prevalecen las siguientes:

  • La desorganización del tiempo (42.2% porque tienen más tiempo libre y 29.4% por la falta de una rutina estable)
  • La afectación emocional provocada por la cuarentena (33.6%).
  • Quienes afirmaron estar consumiendo menos alcohol señalaron la falta de salidas o eventos sociales (70%).

Pese a estos cambios en los patrones de consumo, resulta significativo que nueve de cada diez personas que declaran haber tomado más durante la cuarentena no crean que esto afecte su salud, sus vínculos (familiares, de amistades y de pareja) o su trabajo. Es decir, no consideran su consumo problemático para alguna dimensión relevante de sus vidas. Sin embargo está probado que este aumento suele provocar diferentes trastornos de salud.

Si necesitás ayuda o estás preocupado por las consecuencias del consumo excesivo de alguna sustancia psicoadictiva y vivís en Argentina, podés llamar al 144, a la línea gratuita de SEDRONAR.