Home Neociencia Una intensa e inusual aurora austral se pudo ver en regiones de...

Una intensa e inusual aurora austral se pudo ver en regiones de Patagonia

392
Es muy raro que se vea una aurora en el Hemisferio sur, por fuera de la zona antártica.
Es muy raro que se vea una aurora en el Hemisferio sur, por fuera de la zona antártica.

Esta semana los habitantes de varias regiones de la Patagonia continental y de Tierra del Fuego, pudieron ver un fenómeno astronómico muy poco usual para esta latitud del hemisferio sur: una bella aurora polar.

Dicho evento está causado por tormentas solares y son un espectáculo nocturno habitual en los países del norte europeo. Pero esta erupción de iones solares –tormenta– fue tan poderosa que sus efectos sobre la atmósfera terrestre pudieron observarse desde regiones y latitudes en los que habitualmente no se ven.

El fenómeno se hizo notar en ciudades como El Calafate y el Chaltén de Santa Cruz, en el sur de Chile y también en las islas Orcadas.

Las auroras no son un evento “meteorológico” sino que son el resultado de la actividad solar. El Sol emite regularmente un poderoso torrente de partículas eléctricamente cargadas, en todas las direcciones del espacio. Si dicha emisión es especialmente intensa se la llama “tormenta solar”.

Estas partículas viajan por el espacio, por una distancia de 150 millones de kilómetros, hasta llegar a las inmediaciones de la Tierra, donde interactúan con el campo magnético del planeta, se frenan y desvían. Eso produce nuevas corrientes de partículas cargadas que, por la forma de la magnetósfera terrestre fluyen hacia las zonas polares.

Algunas de estas partículas llegan con diferentes energías a la parte superior de la atmósfera y chocan con los átomos que la forman (como oxígeno y nitrógeno). Dicha interacción genera una suave luminiscencia, visible a simple vista en la oscuridad de la noche. La fuerza y colores de esa luz tenue depende directamente de la intensidad de la tormenta solar que originó la corriente de iones y del tipo de átomos con los que choca.

El espectáculo de auroras boreales en Noruega

¿Por qué solo se ven en las regiones polares? Debido a la configuración del campo magnético, esos “chorros” de partículas se concentran en las regiones polares. Los distintos colores que puede tomar una aurora depende también de los elementos químicos “golpeados” por el viento solar, que puedan estar en suspensión atmosférica. Las más comunes son verdes, pero también puede haberlas con tonos rosados, azules o violetas.

Enrique Garabetyan

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41