Home Neociencia Ya se pueden degustar cervezas fabricadas con recetas egipcias y de pueblos...

Ya se pueden degustar cervezas fabricadas con recetas egipcias y de pueblos guaraníes

399
Mariano Bonomo, del Conicet, investigó recetas milenarias de cervezas que tomaban los egipcios y pobladores del Paraná. | GTZA. Conicet
Mariano Bonomo, del Conicet, investigó recetas milenarias de cervezas que tomaban los egipcios y pobladores del Paraná. | GTZA. Conicet
  • Una colaboración entre investigadores del Museo de La Plata y una cervecería artesanal logró recrear recetas milenarias de cerveza egipcia y guaraní.
  • Une sabores ancestrales con la bebida alcohólica más popular. Mariano Bonomo, investigador arqueológico del Conicet, junto con la cervecería de Mar del Plata, también lograron regenerar el gusto de cervezas que tomaban los pueblos originarios del Delta del Paraná. 

Los amantes argentinos de la cerveza ya pueden juntarse a tomarse una pinta con un sabor muy similar a la que degustaron –hace 3.500 años– un grupo de escribas egipcios, reunidos en alguna taberna ubicada en la orilla del río Nilo. Y lo mismo para otros fans que quieran probar un porrón hecho con ingredientes similares a los de las bebidas que hacían fermentar antiguos pobladores guaraníes, que vivían en el delta del Paraná, mucho antes de la llegada de los españoles.

La recreación de estos productos, adaptados al gusto actual, fue posible por el original trabajo conjunto hecho entre un investigador del Conicet especializado en arqueología y Baum, una cervecería artesanal que funciona en Mar del Plata.

Cerveza artesanal inspirada en la antiguedad

“Todo empezó en 2021, cuando desde la empresa me contactaron buscando información y datos sobre antiguas recetas de fermentación de bebidas”, le contó a PERFIL Mariano Bonomo, antropólogo e investigador del Conicet que trabaja en el museo de la Universidad de La Plata. “Firmamos un convenio de asesoramiento y empezamos a recopilar recetas ingredientes de antiguas bebidas alcohólicas obtenidas a partir de estudios de diversas fuentes arqueológicas y excavaciones hechas en varias locaciones de Egipto y de Argentina”.

¿Cuál es la marca de cerveza más valiosa del mundo?

Bonomo contó: “Las primeras evidencias históricas que tenemos sobre elaboración de bebidas alcohólicas del tipo de la cerveza, a partir de la fermentación de granos de arroz y las vasijas de donde se extrajeron los datos analizados, fueron datadas con una antigüedad cercana a los siete mil años”.

Según este científico hay también abundantes datos históricos sobre la fabricación de estas bebidas desde el 6000 A.C. en ciudades de la antigua Mesopotamia. Posiblemente desde Sumeria se expandiera hacia otras culturas mediterráneas.

En el caso concreto del imperio egipcio, los arqueólogos han estudiado papiros e inscripciones jeroglíficas halladas en tumbas. También se han encontrado restos de establecimientos donde se fabricaba cerveza por miles de litros, y se sabe, con mucho detalle, cómo se elaboraban estas bebidas fermentando trigo y cebada. Para sazonarlas agregaban ingredientes como dátiles, miel, trigo sarraceno, jengibre y otras especias.

Cómo reconocer a una buena cerveza artesanal

Ante el éxito de mercado de ese primer producto, Bonomo le sugirió a la empresa marplatense elaborar otras cervezas basadas en componentes e insumos obtenidos tras estudiar restos de asentamientos guaraníes que habitaban en nuestro Delta del río Paraná, uno de los temas de investigación de Bonomo. A esto se sumó el estudio de relatos de viajeros españoles del siglo XVI que visitaron estos caseríos y dejaron crónicas con detalles y recetas. Para elaborar sus bebidas los antiguos guaraníes mezclaban maíz, mandioca, batata, algarrobo, miel y ananá, elementos que contribuían a acelerar la fermentación y obtener el producto final.

A cambio de estos trabajos de asesoramiento que ofrecieron los expertos del Conicet, la cervecería le donó al Museo de La Plata varios equipos fotográficos sofisticados que se están utilizando para digitalizar el amplísimo inventario de piezas antiguas –muchas de ellas, del antiguo Egipto– que la institución platense tiene en sus depósitos. La idea es poder publicar en internet en los próximos tiempos un completo catálogo (llamado Culturalis) para que el acervo del museo esté a disposición de cualquier interesado en verlo y disfrutarlo en forma gratuita.