Home Neociencia Al evaluar la contaminación de suelos recomiendan incluir el impacto de los...

Al evaluar la contaminación de suelos recomiendan incluir el impacto de los contaminantes sobre los organismos vivos

343
La eliminación de efluentes sanitarios no tratados en el suelo es una práctica común en varios lugares del mundo
La eliminación de efluentes sanitarios no tratados en el suelo es una práctica común en varios lugares del mundo.

Por Claudia Mazzeo

La contaminación de suelos por aguas residuales sin tratar es un problema con grandes implicancias en el sistema sanitario. Para su gestión, la legislación de diferentes países prevé normas y mecanismos de control, con valores de máximos para los contaminantes más frecuentes.

Sin embargo, un estudio realizado en Brasil que será publicado en la edición de mayo próximo de la revista científica Ecotoxicology and Environmental Safety revela que aunque algunos contaminantes químicos se encuentren dentro de los límites establecidos por la legislación, el suelo evaluado puede resultar igualmente tóxico para los organismos que lo habitan.

Sus autores, procedentes de universidades brasileñas, recomiendan implementar evaluaciones ecotoxicológicas, que incorporen el impacto de la contaminación en organismos vivos, en el momento de establecer valores de referencia para los atributos de calidad del suelo.

La investigación fue realizada en base a muestras tomadas de una zona en Santa María, municipio brasileño del Estado de Río Grande del Sur, en Brasil, donde, al igual que en otros municipios de América Latina y el Caribe, la eliminación de efluentes sanitarios no tratados en el suelo es una práctica común.

En el sitio de muestreo, el suelo ha estado expuesto por más de 50 años a descargas. Además de realizar los ensayos de rutina para determinación de contaminantes químicos, incluyeron el estudio toxicológico de lombrices de tierra (Eisenia andrei),

Encontraron cambios en el comportamiento, la reproducción, el sistema de defensa antioxidante basado en la actividad de las enzimas (y su relación, por ejemplo con indicadores de neurotoxicidad) y el daño oxidativo en lombrices de tierra expuestas a suelos sometidos a fuentes de descarga de aguas residuales sanitarias durante un largo período de tiempo.

Las lombrices de tierra se destacan entre los bioindicadores utilizados en las pruebas de ecotoxicología terrestre, ya que juegan un papel importante en el ciclo de nutrientes, además de regular los sistemas biológicos y representan la mayor biomasa del suelo. Además la especie usada presenta una sensibilidad satisfactoria a una amplia gama de sustancias tóxicas.

Los autores destacan que solo el 60,2% de las áreas urbanas de Brasil tiene sistemas de recolección de aguas residuales; de estos, solo el 73,7% tiene un tratamiento adecuado.

En ese país, los riesgos ambientales de la introducción de contaminantes en el suelo a menudo se evalúan mediante análisis físico-químicos, como lo exige la legislación brasileña. La resolución número 420 de CONAMA establece que deben realizarse análisis físicos, químicos y biológicos para evaluar la calidad del suelo, pero no menciona pruebas ecotoxicológicas. 

Para los autores, este enfoque no proporciona suficiente información sobre la biodisponibilidad de estas sustancias y no permite evaluar la toxicidad de todos los compuestos, los efectos de los contaminantes y su interacción tanto con la matriz del suelo como con diferentes organismos.

“El uso de biomarcadores que abarcan diferentes niveles de organización biológica (molecular, celular y fisiológica) ayuda a comprender mejor el potencial tóxico de los efluentes y su mecanismo de acción en diferentes organismos”, dicen los autores, e la Universidad de Santa Marúa y la Universidad Estatal de Río Grande del Sur.

 Por tanto, señalan que es necesario realizar evaluaciones ecotoxicológicas en el momento de establecer valores de referencia para los atributos de calidad del suelo. “Sobre todo, es fundamental desarrollar leyes centradas en fijar el máximo número posible de sustancias químicas en el suelo”, agregan.

La eliminación de efluentes sanitarios no tratados en el suelo es una práctica común en varios lugares del mundo; el principal agravante de la eliminación inadecuada de aguas residuales radica en la acumulación de nutrientes, patógenos, contaminantes orgánicos, contaminantes emergentes y metales pesados, como cobre (Cu), zinc (Zn) y manganeso (Mn) en el suelo. 

El trabajo destaca que los efluentes vertidos al suelo, sin un tratamiento adecuado, conducen a la acumulación de contaminantes por saturación del suelo y pueden dificultar los diferentes procesos y el desarrollo biológico que tienen lugar en el suelo.