Home Destacada Avanza la VACCIMEL, la vacuna terapéutica argentina contra el cáncer de piel

Avanza la VACCIMEL, la vacuna terapéutica argentina contra el cáncer de piel

741
Un avance científico argentino.
Un avance científico argentino.
  • Antes de fin de año la ANMAT debería darle aprobación a esta nueva opción terapéutica.

Paso a paso, el curso de algunas batallas -que muchos consideran perdidas- se va revirtiendo. A diferencia de lo que ocurre en los combates de película donde el “héroe” recibe mil golpes y de pronto se da vuelta y gana la pelea, en esta lucha los avances son “pasito a pasito”, pero constantes. Nos referimos a enfrentar, tratar y contener o llegar a curar un cáncer. Algo que -décadas atrás- solía ser sinónimo de final pero ahora, en muchos casos, tiene otro pronóstico. Además, el “pasito” positivo al que nos referimos tiene el distintivo de ser producto de un equipo de científicos argentinos que lleva casi tres décadas desarrollando una posible vacuna terapéutica contra el avance del melanoma, un tipo de tumor de piel. Esta semana, esos investigadores lograron otro hito: publicaron los resultados del seguimiento clínico tras la aplicación de su vacuna experimental “VACCIMEL” que está terminando de cumplir con la fase II de la investigación. Según los expertos “se observó que el 50 % de los pacientes tratados con esta fórmula recayó a los 96 meses mientras que el 50 % de los pacientes tratados con interferón recayó a los 13 meses”.

Los nuevos datos, que se publicaron esta semana en la revista científica “Frontiers in Immunology”, confirman los resultados muy positivos que ya se venían obteniendo desde 2017. Y si bien es un estudio reducido en número, abarca una veintena de casos, las conclusiones son alentadoras.

“En concreto encontramos que las diferencias positivas y los beneficios en materia de salud de los pacientes vacunados contra el avance del melanoma se seguían manteniendo si se lo comparaba con el uso de la terapia usual, el interferón, incluso cinco años más tarde de comenzado el tratamiento”, dijo el doctor José Mordoh, investigador del CONICET, y director del Centro de Investigaciones Oncológicas de la Fundación Cáncer. O sea que esta vacuna en desarrollo sigue siendo eficaz y demostrando ser menos tóxica que el fármaco más usual. “Y su aplicación posibilita una sobrevida libre de metástasis en pacientes con melanoma que tienen alto riesgo de recaída”.

Pero hay otro dato estimulante, explicó Mordoh, que también es jefe del Laboratorio de Cancerología en la Fundación Instituto Leloir. “Pudimos determinar que nuestro tratamiento es compatible con los llamados ‘inhibidores de los puntos de control inmunológico’, que es un tipo de inmunoterapiaque, en los últimos años, viene mejorando enormemente los prónosticos para estos pacientes. Vimos que la combinación de ambos tratamientos es segura y pensamos que potenciaría la respuesta inmune contra este tumor de la piel”, comentó.

Otro dato positivo que resaltan tras analizar los resultados de varios estudios clínicos y hacer un seguimiento de más de tres lustros a una treintena de pacientes que recibieron VACCIMEL en distintos ensayos clínicos, estudiándolos cuatro años después de la vacunación, es que el 75% no presentaron metástasis (cuando el tumor se disemina a órganos lejanos).

La vacuna en sí es un producto complejo ya que se basa en un preparado de células de melanoma inactivadas a lo que se le suman otros compuestos como BCG y GM-CSF. La BCG es la esencia de la antigua vacunación antituberculosa y contribuye a mejorar la respuesta inmune. Y el GM-CSF es otra molécula que atrae monocitos, un glóbulo blanco clave para la inmunidad.

Cuando este desarrollo sea aprobada por la ANMATpara su uso general en esta patología -algo que los responsables del laboratorio que ganó la transferencia de tecnología esperan que ocurra a fines de 2022- se ampliará el arsenal terapéutico con que cuentan los oncólogos para darle mejor batalla a los casos de melanoma avanzado.

Aunque su nombre confunda, esta vacuna no es preventiva sino terapéutica: “aplicándola lo que logramos es estimular la actividad de una gran cantidad de linfocitos componentes del sistema inmunológico de nuestros cuerpo. Es una herramienta típica de la “inmunoterapia” que actualmente se ha vuelto una de las ramas más prometedoras en el campo de la oncología”.

Vacuna_terapéutica_Arg_contra_melanoma

Si bien por ahora su campo de acción es exclusivamente el melanoma avanzado, en los planes del laboratorio que dirige Mordoh figura comenzar a hacer ensayos para probar la efectividad de su plataforma frente a otros tipos de cáncer que también generan una alta respuesta inmune. “Creemos que podrían funcionar bien en algunos tipos de cánceres de mama y también en algunos de pulmón“, explicó el investigador.

Enrique Garabetyan 
Twitter: @egarabet

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola “G41”