Home Destacada Científicos desarrollan una fórmula para mejorar el tratamiento de la depresión

Científicos desarrollan una fórmula para mejorar el tratamiento de la depresión

701
La soledad y el asilamiento social en la población mayor son algunos factores de riesgo de la depresión. / Pixabay.
La soledad y el asilamiento social en la población mayor son algunos factores de riesgo de la depresión. / Pixabay.
  • La depresión es un trastorno que afecta a 280 millones de personas.
  • Puede tratarse con medicamentos y terapia, pero encontrar la droga más adecuada a cada paciente es complejo.
  • Ahora, un equipo de psiquiatras argentinos está poniendo a punto un innovador enfoque que promete, por medio de un algoritmo y análisis clínicos y genéticos, acortar en forma drástica el tiempo de identificación del tratamiento farmacológico más adecuado.
  • Este método también podría adaptarse para optimizar el manejo de otras patologías mentales.

Es ya un dato sabido que los trastornos mentales, y específicamente la depresión, son unos de los principales problemas de salud pública. Cifras recientes de la Organización Mundial de la Salud revelan que 280 millones de personas padecen depresión, situación que tiene una íntima relación con el suicidio, que registra 800 mil muertes por año. Para tratar la depresión, aparte de la terapia tradicional, se suele recurrir a los fármacos antidepresivos. Pero ¿a cuáles?

Hoy en las farmacias hay disponible casi un centenar de moléculas y formulaciones diferentes. Y muchas veces, el psiquiatra debe ir “probando” cuál es la mejor opción para su paciente en un proceso de prueba y error donde encontrar el medicamento adecuado y que demuestre un efecto positivo puede tomar hasta un año. Buscando justamente acortar esa demora y sufrimiento extendido, un equipo de psiquiatras argentinos está poniendo a punto una batería de análisis clínicos y genéticos que, combinado con datos personales del paciente, puede acelerar muchísimo la identificación del fármaco más adecuado para cada persona.

Un drama que duele: cada año Argentina registra 3 mil suicidios

“La idea de nuestro proyecto es poder acortar el tiempo de identificación del mejor tratamiento farmacológico para cada caso en algunas de las patologías mentales más comunes, comenzando por la depresión”, le contó a Neomundo Ricardo Corral, psiquiatra y jefe del Departamento de Docencia e Investigación en el Hospital Borda. Este profesional, con casi cuatro décadas de experiencia asistencial, explicó: “Según las guías médicas, todo paciente con diagnóstico de depresión debe recibir una psicoterapia adecuada, especialmente del tipo cognitivo-conductual, que es un recurso eficaz. Pero esto no siempre alcanza, especialmente en dos tercios de estos pacientes que padecen formas ‘graves’ o ‘severas’. En esos casos el protocolo indica que también hay que recurrir a alguna medicación antidepresiva”. Y allí todo se complejiza.

“Es que hay muchas opciones disponibles. Por ejemplo, para la depresión hay cerca de setenta moléculas y formulaciones diferentes que pueden ayudar al paciente. Y el psiquiatra tiene que determinar cual será la más efectiva y que, además, tenga menos efectos secundarios o interacciones no deseadas”, detalló Gabriela Nielsen, psiquiatra, con un máster en Neurociencias de la Universidad de Maastricht y larga experiencia en investigación en genética y salud mental. Esta experta es una de las co-fundadoras de Neomente, la startup que está poniendo a punto el algoritmo para acelerar en forma significativa la elección del mejor medicamento.

En el vademécum disponible, muchas de esas opciones diversas “actúan” sobre el cerebro por diferentes caminos metabólicos y cada una puede causar diferentes efectos secundarios no deseados. Además, un deprimido también puede tener diabetes, hipertensión u otras enfermedades que le hacen tomar medicación crónica. “Sabemos que 49 medicamentos de los que se usan frecuentemente en trastornos de salud mental tienen interacciones comprobadas con otras 240 drogas utilizadas en otras condiciones crónicas. O sea que podemos medicar la depresión pero, como esta pastilla luego interactúa con otras que ya toma el paciente, el resultado final puede ser la falta de respuesta ya sea al tratamiento del trastorno mental como de la otra patología. Incluso –advierte Nielsen– ¡ambas pueden anularse!”.

Pero aunque cada psiquiatra toma estos datos en cuenta, es muy común que al inicio de un tratamiento antidepresivo se atraviese un proceso de prueba y error que puede durar hasta un año “probando” diferentes medicaciones hasta dar con la más adecuada. “Esto no es menor –indica Corral– porque esa demora tiene un costo alto ya que alarga el sufrimiento del paciente. No nos olvidemos que hablamos de depresiones severas, que prácticamente pueden impedirle a la persona levantarse de la cama. Además, también podría ahorrarse dolor y hasta dinero, ya que colabora en la prevención del suicidio y disminuye también la cantidad de internaciones”.

Neomente contra la depre

Para poder determinar el listado y el ranking de “mejores medicamentos” para cada caso, los profesionales de Neomente combinan detallados análisis clínicos, genéticos y personales. Y los cruzan por medio de un algoritmo desarrollado por ellos, con las bases de datos que describen todos los medicamentos disponibles, su metabolización e interacciones con otras enfermedades y síntomas.

“Nuestro software arma así una especie de ranking de moléculas más prometedoras, y esto es una ayuda clave para el psiquiatra que está tratando al paciente en forma integral”, resumió Corral. Y Nielsen concluyó: “Lo que buscamos con nuestra metodología es, esencialmente, poder revertir, o al menos aliviar, la depresión lo antes posible. Esto contribuye muchísimo a mejorar la calidad de vida”.

Un campo que se expande

Según relataron los expertos, que vienen realizando pruebas y un largo estudio clínico, y los resultados que ya presentaron en congresos de la especialidad fueron más que alentadores en cuanto a las mejoras en la elección del medicamento adecuado. Además, planean extender –en el corto plazo– sus análisis y recomendaciones de drogas para otras patologías mentales que también tienen varias opciones farmacológicas posibles.

Entre ellas, ansiedad, esquizofrenia, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (en inglés ADHD) y epilepsia. “Todas estas enfermedades tienen evidencias de alguna base genética, cuentan con tratamientos farmacológicos disponibles y existen abundantes datos para analizar y así poder sugerir la molécula más apropiada en cada caso”. Aunque todavía están terminando de poner a punto el algoritmo para la depresión, esperan comenzar a ofrecer este servicio a los profesionales de la psiquiatría a mediados de este año.

Cuál es el primer país del mundo en usar hongos psicodélicos para tratar la depresión

La depresión según la OMS

  • Se estima que el 3,8% de la población experimenta depresión.
  • En adultos crece hasta el 5% de los adultos.
  • Se eleva hasta el 5,7% de los mayores de 60 años.
  • Género: (es el 4% entre hombres y 6% entre mujeres)
  • Más del 10% de las embarazadas experimentan este estado
  • Cada año se registran 800 mil suicidios en el mundo
  • Esta ya es la 4° causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años.

Enrique Garabetyan



* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41