Home Destacada ¿Como instrumentar un regreso escolar seguro para prevenir los contagios de Covid?

¿Como instrumentar un regreso escolar seguro para prevenir los contagios de Covid?

915
Los chicos deben saber que el uso del tapabocas siempre debe ir acompañado de otras medidas de prevención como la distancia física.
Los chicos deben saber que el uso del tapabocas siempre debe ir acompañado de otras medidas de prevención como la distancia física.

En el contexto de pandemia por COVID-19 el regreso a clases implica el compromiso de todos los actores de la comunidad educativa, docentes, alumnos, padres y todo el personal que se desempeñan dentro de las escuelas para garantizar el cumplimiento de las practicas de mitigación de propagación del COVID-19 que comprenden:

  • Uso de tapabocas dentro de las aulas,
  • Aperturas de ventanas y puertas,
  • Higiene de manos con agua y jabón o alcohol en gel.

Si a la presencialiad

La presencialidad es prioritaria para la formación de las habilidades emocionales, cognitivas, físicas y sociales de los niños/as y adolescentes y no solamente como centro de aprendizaje de nuevos conocimientos. Las escuelas son lugares inclusivos, seguros, motivadores y enriquecedores para los hijos/as mientras los padres o tutores trabajan.

En el aula todos los estudiantes tienen las mismas posibilidades de acercarse al aprendizaje y disminuyen las desigualdades sociales. No hay limitaciones por la mala conexión a internet o problemas técnicos con las plataformas digitales, en cambio, los niños/as y adolescentes pueden tomar la iniciativa para desarrollar diferentes mecanismos que les permitan explorar, interactuar o discutir temas de interés encontrando mejor sentido a lo que se les propone y alcanzar los objetivos de la clase.

Medidas de mitigación

Cuando las estrategias de mitigación se implementan de manera constante y correcta, el riesgo de propagación del SARS-CoV-2, dentro del entorno escolar y la comunidad disminuye.

También es importante que los alumnos sepan que el uso del tapabocas siempre debe ir acompañado de otras medidas de prevención como la distancia física y el lavado de manos frecuentes a fin de protegerse a sí mismos y a los demás. Una parte significativa del alumnado aún no está vacunado y las máscaras brindan protección contra COVID-19 en esos estudiantes.

Uso de barbijos:
• El barbijo debe ser de uso personal, por lo que cada niño deberá tener el suyo y no compartirlo.
• El uso de barbijo es a partir de los 3 años. La colocación y retiro debe estar supervisado por un adulto.
• Por debajo de 3 años está contraindicado por la posibilidad de asfixia
• Las máscaras de tela tienen que estar confeccionado con múltiples capas (triple capa) con material que no genere irritación en la piel y que permita la respiración. Después de su uso se debe lavar.
• Debe ajustarse a la cara y cubrir nariz boca y mentón; si está muy ajustado puede afectar la respiración, pero si está flojo, disminuye notoriamente el nivel de protección
• Es importante que la colocación y el retiro del barbijo sean realizados o supervisados por un adulto que enseñen la técnica correcta: lavado previo y posterior de manos, no tocar la superficie de la tela No tocar frecuentemente la superficie del barbijo para acomodarlo, a fin de evitar la contaminación de sus manos
• Tener en cuenta que los hicos muchas veces babean y eliminan secreciones desde sus narinas lo cual humedecen la parte interior del barbijo por eso es aconsejable que siempre tenga a mano otro para cambiarlo
• El uso de barbijos en niños de cualquier edad con trastornos del desarrollo, con capacidades diferentes u otras condiciones de salud específicas no debe ser obligatorio y debe ser evaluado caso por caso, entre los padres, docentes y los profesionales de la salud que asisten al niño. Los niños enfermedades subyacentes, como fibrosis quística o tumores, deben utilizar barbijo quirúrgico previa consulta con el pediatra.

En noviembre del 2021 el Gobierno de la Ciudad estableció que no era obligatorio el uso de tapabocas para los chicos que estaban en el jardín y primer ciclo de la primaria (hasta tercer grado inclusive) fundamentado en la baja circulación de variante Delta y la llegada de clima cálido. “Es una edad fundamental en la que los chicos aprenden a leer y a escribir y después de hablarlo mucho con nuestro equipo y especialistas vimos que el tapaboca es una barrera en la comunicación con el docente y eso le dificulta la alfabetización”, indicó el jefe de Gobierno porteño en ese momento.

Hasta ahora las autoridades de Salud y Educación de la Ciudad de Buenos Aires no se han expedido con respecto a los Protocolos y Medidas de Mitigación que se aplicarán. Lo harán más cerca de la fecha de inicio del ciclo escolar y de acuerdo a la situación epidemiológica.

Como ayudar a los más chiquitos en el uso de máscaras
Cuantos más chicos son los niños, más problemático resulta el uso del tapabocas. Las máscaras son generadoras de miedo y rechazo y esto sucede porque la colocación de tapabocas en los adultos, para los niños pequeños borra parte de la información de identidad, edad y emoción de las personas con el implícito desconocimiento y desconcierto. Para evitar esta situación es recomendable algo muy práctico que consiste en explicarle para que sirven y hacer que los hijos se coloquen y retiren el tapabocas en simultáneo con los padres.

Pero siempre se puede hacer algo más para aliviar esos sentimientos. Por ejemplo invitarlos a que participen en la elección del tapaboca. Los hay de infinidad de telas, de colores y de diseños y eso puede ser una oportunidad para que se convierta en una actividad divertida y lúdica, cuanto más les guste, más probabilidades habrá de que se lo pongan. También pueden elegir juntos un tapabocas para su peluche o muñeco favorito para que se familiaricen con ellos.
.
Otra alternativa válida es ayudar a los niños a relacionar el tema, con superhéroes, explicándoles que los docentes como los médicos y las enfermeras son héroes que protegen y ayudan a otras personas, y las máscaras son parte de sus uniformes. Los niños pueden entender que también pueden ser superhéroes y proteger a otras personas de los gérmenes usando estas máscaras por un tiempo.

Vacunación

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomienda que todos los maestros, el personal y los alumnos se vacunen. Sin embargo, las escuelas tienen una población mixta están los completamente vacunados, los que tienen incompleto el esquema y los que no se vacunaron. Por esta situación es que recomiendan el uso universal de máscaras en interiores, independientemente del estado de vacunación.

En nuestro país la vacunación contra COVID-19 no es obligatoria. Desde el Ministerio de Salud de la Nación y el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) se fomenta la aceptación y confianza en la vacunación como una estrategia de salud pública solidaria, equitativa y beneficiosa para el bienestar y la salud de las personas y de la población.

Una de las instituciones académicas que fue convocada, por el Ministerio de Salud de la Nación fue la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) entidad que respaldó la aplicación de vacuna Pfizer (ARNm) a partir de los 11 años. También adoptó la misma actitud con la vacuna Sinopharm y recientemente acompañó la aprobación de la vacuna Pfizer de uso pediátrico desde los 5 años y hasta los 11 incluisve resaltando que se trata de una vacuna segura y eficaz de acuerdo a la evidencia científica existente.

Las vacunas disponibles para su uso en pediatría son: Sinopharm (virus inactivados) y a partir del 20 de enero la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Medica (ANMAT) aprobó la vacuna del laboratorio Pfizer de uso pediátrico (tecnología ARNm) para su aplicación en niños de 5 a 11 años. La vacunación en niños/as y adolescentes se inicio en agosto del 2021 co la vacuna Sinopharm a partir de los 3 a 11 años y desde los 12 años en adelante con la vacuna Pfizer o Moderna

Hay cierta preocupación en las autoridades de Salud de la provincia de Buenos Aires por la demora en la aplicación de vacunas contra COVID-19 en particular en el grupo de menores de 11 años. Una explicación probable es que el inicio de la vacunación COVID-19 (octubre 2021) fue muy cercano a la finalización del ciclo escolar y la llegada de las vacaciones. Por otro parte, el Ministro de Salud bonaerense Dr. Nicolás Kreplak señaló que a partir de febrero se abrirán las puertas de las escuelas para ofrecer las vacunas y que de esa manera lleguen los chicos vacunados al inicio de clases el próximo 2 de marzo.

Desde la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires aprobaron los nuevos Lineamientos para la presencialidad en los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires en contexto de Covid-19. Como la población de 3 a 17 años de la Provincia superó la meta de vacunación del 50 por ciento con al menos una dosis no se requerirá el uso del tapaboca en los espacios abiertos del ámbito escolar. La obligatoriedad se mantendrá exclusivamente para espacios cerrados. Igual medida adoptó el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Tasas de vacunación en chicos

Por su parte, la SAP aseguran que habiéndose cumplido sólo 13 semanas del inicio de la vacunación en Pediatría, el 69,5% de niños entre 3 y 11 años han recibido la primera dosis y el 46, ya tiene el esquema competo. Respecto de los adolescentes entre 12 y 17 años, el 87,5% ha recibido la primera dosis y el 67,5% ya tiene el esquema completo.

Las instituciones educativas deben garantizar una comunicación regular y transparente con padres y alumnos respecto a las medidas de mitigación que se toman en la escuela, que pueden ser dinámicas de acuerdo a la situación epidemiológica. Además es importante que se maneje información correcta con respecto a los Protocolos de Manejo de Caso Sospechoso a implementar, con el fin de evitar la estigmatización tanto en docentes como en alumnos.

Por Dra Raquel Piazza, Pediatra