Home Destacada ONGs ecológicas en alerta: denuncian daños ambientales que provocaría la Ley Omnibus...

ONGs ecológicas en alerta: denuncian daños ambientales que provocaría la Ley Omnibus en Argentina

718
La sustentabilidad ambiental está en peligro por la Mega-Ley Omnibus | GTZA: Greenpeace
La sustentabilidad ambiental está en peligro por la Mega-Ley Omnibus | GTZA: Greenpeace

Mas de 100 ONGs ambientales se reunieron con legisladores de diferentes partidos para pedirles cambios en temas de pesca, preservación de bosques nativos y zonas periglaciares.

Los temas ecológicos son tan complejos y mueven tantos intereses que no es fácil que más de un centenar de ONG ambientales diferentes puedan ponerse totalmente de acuerdo en temas ecológicos. Pero eso logró la propuesta de megareforma legal que se está discutiendo en el Congreso argentino. La super-legislación retoca y deroga decenas de artículos de leyes que hoy protegen el medio ambiente y los militantes expusieron sus preocupaciones en reuniones con diputados y con acciones públicas.

Según las ONGs, los puntos ambientales afectados por el megaproyecto son numerosos. Pero se pueden resumir en tres:

  • Nueva legislación pesquera,
  • Reforma a la ley de bosques,
  • Cambios en la ley de glaciares.

Uno de los primeros análisis sobre lo que podría suceder lo publicó el experto Cesar Lerena, presidente del Centro de Estudios para la Pesca Latinoamericana. Este también exfuncionario detalló que “de aprobarse la propuesta original provocará una catástrofe, no solo en la industria pesquera, sino en las áreas más desprotegidas”. Según este experto, la reforma “abre” el mar fomentando la evasión y volviendo a un sistema extractivista del recurso típico de inicios del siglo XX.

Pesca ilegal: Argentina está entre los 3 países más perjudicados del mundo

Lerena recalcó que “ningún país desarrollado deja a la libre explotación sus recursos pesqueros. Y asegura que se abren las puertas a buques depredadores que pescan los recursos migratorios originarios de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEE). Según sus cálculos, de los hoy cerca de 500 buques que, se sabe, pescan fuera de las 200 millas, se atraerá otro tanto hasta llegar a unos 1.100 barcos de China, España, Corea, Taiwán y UK. Todo en un despropósito biológico que producirá el agotamiento del caladero y una afectación del ecosistema, como ya ocurrió en otras partes del mundo.

Negociaciones en marcha

Leandro Tamini, coordinador del “Programa Marino” de la ONG ambiental Aves Argentinas, recordó que “el tema pesca ya se abrió a una negociación con gobernadores. Pero lo cierto es que la Ley genera otros problemas ambientales muy complejos”. Básicamente deja de lado la tarea del Consejo Federal Pesquero en el otorgamiento de permisos. La clave es que dicho Consejo consideraba las opiniones de los expertos del Instituto de Pesca (Inidep) que recomiendan dónde, cómo y cuánto pescar de cada especie. “Respetar esos límites es lo que asegura que la fauna sea utilizada de manera racional y el recurso sea sustentable”, aclaró Tamini.

Ecología en peligro por la Ley Omnibus
La famosa milla “201” se poblará con más buques pesqueros ilegales de todas las banderas

Otro punto poco claro que propone el texto original es que la pesca del mar argentinos pueda ser procesada y exportada, sin pasar por puertos locales. “Eso impide el control de la autoridad sobre la cantidad de toneladas que realmente está pescando cada barco. Es ‘flexibilizar’ las aguas argentinas lo que facilita las prácticas de pesca ilegal, lo que daña a todo el ecosistema, incluyendo también a diversas especies de aves y mamíferos marinos.

Por su parte, Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn) detalló que esta modalidad agotará el recurso: “es que si no se desembarca y controla la pesca en muelles argentinos, el gobierno no puede asegurar una práctica pesquera segura. Esto es porque se afecta la transparencia y la trazabilidad de la pesca, lo que es esencial para hacer un seguimiento de los recursos marinos”.

Bosques nativos acosados por la tala

La ley de bosques fue una legislación que llevó mucho tiempo de discusiones públicas hasta que se llegó a un consenso. Y lo que se logró fue clasificar en categorías las zonas de bosques nativos de Argentina para saber cuáles deben ser protegidas, cuáles no se pueden explotar y cuales si.

Según datos oficiales la superficie total de bosques nativos en Argentina es de 53.184.501 de hectáreas

Ecología en peligro por la Ley Omnibus
Desmontes de bosques nativos sin control en el norte argentino. (Greenpeace)

En caso de aprobarse será más fácil explotar las zonas menos comprometidas, pero –además– se habilitarán desmontes hoy prohibidos en zonas “rojas” y “amarillas” de muy alto valor de conservación

En otras palabras, de aprobarse tal como fue difundido el texto, unas 42 millones de hectáreas —80% de los bosques nativos de Argentina hoy bajo protección— quedarán desprotegidos, a merced de desmontes que afectan su biodiversidad y recorten sus beneficios sociales, ambientales y culturales.

Además, corta los recursos del Fondo Nacional de Conservación y Enriquecimiento de Bosques Nativos que recibe dinero de exportaciones agrícolas y forestales. Esto desfinanciaría la implementación de la Ley de Bosques Nativos.

Lo particular es que, además, es una norma que va contra la exportación ya que la lucha contra la deforestación se volvió un requisito para poder exportar a muchos mercados del mundo, donde se exige que el país muestre una fuerte política combatiendo la deforestación.

Greenpeace advirtió que el cambio climático cambiará el mapa de las vacaciones

En el tema de la ley de glaciares se permitiría la explotación minera de zonas “periglaciares”, que hoy están protegidas y son claves porque facilitan la supervivencia del glaciar. Esta minería de “alta montaña” no solo compromete un recurso esencial para la población que es el acceso a agua potable, sino que también compromete otras actividades económicas. “Eso se ve muy bien en Mendoza, donde se pondría en riesgo el agua imprescindible para el riego y sus usos agrícolas, vitivinícolas”, dijo Napoli.

Según los expertos, si la ley avanza, al menos en temas ambientales, nos vamos a dar cuenta de los graves efectos ambientales y sobre la salud cuando sea tarde y estos ya sean prácticamente irreversibles.

Ecología en peligro por la Ley Omnibus

 

Antecedente: 2023 terminó con 125 mil hectáreas deforestadas

Un informe de la ONG Greenpeace publicado ayer da cuenta de lo que podría venir en el futuro, mirando al pasado. Según sus cálculos durante el año pasado la deforestación en las provincias del norte argentino superó las 125 mil hectáreas. Las dos provincias con mayor incumplimiento de protección fueron Santiago del Estero y Chaco. Según afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques en la ONG, “las modificaciones a la actualmente vigente Ley de Bosques por la nueva propuesta legislativa provocará un aumento descontrolado de este tipo de desmontes. Es un retroceso enorme en una legislación ya consensuda y que tiene más de 15 años de vigencia”.

Enrique Garabetyan

 

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41