Home Destacada Legionella: advierten sobre un posible aumento de brotes en sitios como hospitales,...

Legionella: advierten sobre un posible aumento de brotes en sitios como hospitales, cruceros y hoteles

450
Asi se investiga el tipo de bacteria
Asi se investiga el tipo de bacteria.
  • La patología que causa la bacteria –la legionelosis o enfermedad del legionario– se describió por primera vez en 1977.
  • En los últimos tiempos se registra un aumento de brotes en todo el mundo.

Seis fallecidos, cuatro internados, 22 casos en estudio y –sobre todo– mucha ansiedad e incertidumbre colectiva. Ese es, por ahora, el saldo del reciente brote infeccioso ocurrido en Tucumán cuya causa se rastreó hasta un tipo de bacteria conocida como Legionella. El hecho y su tratamiento también pusieron de relieve que el Covid-19 dejó una fibra social muy sensible en temas de salud, algo que reflejaron los medios apenas publicaron las primeras noticias sobre muertes “misteriosas”, “por una extraña enfermedad”, que “provocó neumonías graves o mortales en médicos, enfermeros y pacientes”.

“La información inicial generó mucha alarma, y hasta la Organización Panamericana de la Salud emitió una alerta”, resumió Gustavo Costilla Campero, un reconocido infectólogo tucumano que esta semana participó de un webinar especializado, organizado por la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Según Costilla Campero, “durante esos días circularon varias hipótesis sobre el brote y se viralizaron muchas ‘fakes news’ sobre su causa”, rememoró. Pero ya el primer sábado de septiembre, el Ministerio de Salud informó que había logrado identificar al culpable del brote infeccioso: “En cuatro muestras se detectó el genoma de la bacteria Legionella”.

Con ese comunicado se desinfló la expectativa y el misterio ya que la Legionella es una bacteria más que conocida por la medicina. De hecho, el CDC de EE.UU. –un organismo gubernamental especializado en temas de salud– informa que en dicho país se identifican unos 5.000 casos de “enfermedad del legionario” por año. Y lo más llamativo es que advierte que la cantidad de infecciones causadas por este microorganismo “viene registrando un aumento en los últimos años”.

Antecedentes

En un “paper” científico publicado en 2021 en la revista médica local Actualizaciones en sida e infectología, se lee que “esta bacteria se describió por primera vez en 1977 como responsable de un brote de neumonía grave, registrado en 1976 en un centro de convenciones en Estados Unidos. La enfermedad se presenta como una neumonía atípica, responsable del 1% al 15% de los casos de neumonías adquiridas en la comunidad y del 5% al 10% de las neumonías del adulto. Los integrantes de la familia Legionellaceae son bacilos aeróbicos gramnegativos, que crecen lentamente y se encuentran ampliamente distribuidos en cuerpos de agua”.

En estos 46 años, se la ha asociado a numerosos brotes infecciosos relacionados con sistemas hídricos de conducción y almacenamiento de agua mal mantenidos: los más comunes asociados a colonias de bacterias que proliferaron en torres de refrigeración y condensadores de sistemas de aire acondicionado central o en grandes construcciones; en las tuberías de agua fría y caliente de edificios públicos, privados y hospitales en cruceros y hasta en instalaciones de hidromasajes.

Bacteria Legionella pneumophila.
Bacteria Legionella pneumophila.

Según comentó el doctor Luis Merino, investigador del Instituto de Medicina Regional de la Universidad del Nordeste, en Corrientes, hace ya varios años notaron que muchos países del mundo sufrían una mayor cantidad de brotes de Legionella, pero en la Argentina seguía habiendo pocos casos.

“Por eso iniciamos una investigación buscando este patógeno en tanques en domicilios de la ciudad de Resistencia y de Corrientes. Hicimos apenas 50 análisis, pero en un 37% identificamos su presencia”. Según Merino, también se ha confirmado que puede “habitar” en yacuzzis, en fuentes ornamentales de plazas y hasta en los reservorios de agua de limpiaparabrisas de autos.

¿Por qué entonces no hay más casos en la Argentina? Porque para que haya un brote de neumonía causada por este patógeno, aparte de su presencia, se necesita que una alta concentración bacteriana y personas susceptibles a dicha infección que –además– permanezcan en un espacio donde la bacteria se “aerosolice”, y pueda ser así “respirada”. Por ejemplo, en las duchas de una clínica, explicaron los expertos. Sin embargo, no hay descripciones de casos de contagios “domiciliarios” por aire acondicionado ni desde tanques hogareños.

Los sanitaristas ya sugieren una serie de medidas preventivas que deben tomar estas organizaciones

No obstante, sí es posible que haya un aumento de brotes relacionados con hospitalescruceros hoteles. Y para hacerles frente los sanitaristas sugieren una serie de medidas preventivas que deben tomar estas organizaciones.

Finalmente, la doctora Viviana Rodríguez, miembro de SADI y coordinadora del Programa de Prevención y Control de Infecciones en el Hospital Alemán, advirtió: “El brote de Tucumán es un aviso más de que países como Argentina tienen las condiciones ecológicas y epidemiológicas para que veamos nuevos episodios con estas enfermedades emergentes”.

Enrique Garabetyan, para Diario Perfil

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41