Home Destacada UNICEF pide promover el acceso de la familia a la sala de...

UNICEF pide promover el acceso de la familia a la sala de neonatología

905
El 8,9 % del total de nacimientos en Argentina son bebés prematuros.
El 8,9 % del total de nacimientos en Argentina son bebés prematuros.
  • El porcentaje de bebés que nacen en forma anticipada está en aumento.
  • En el mundo el promedio ronda entre el 8 y el 11% de todos los nacimientos. 

Cada año entre el 8 y el 11% de todos los bebés que nacen en el mundo entran en la categoría de “prematuros“, una situación de salud cuya prevalencia está en aumento y que implica –para la mayoría de los niños que nacen con esta condición– largos períodos de recuperación y plazos de seguimiento muy extensos que suelen implicar cuidados en salas especiales de neo, similares a los de una terapia intensiva. Esto puede dificultar el establecimiento del vínculo inicial y por eso desde UNICEF promueven un cambio de paradigma. Ese es el motivo por el que el lema promovido durante la Semana del bebé Prematuro que terminó ayer, fue “Promover el derecho de acceso de la familia a la sala de Neo”.

En la Argentina el fenómeno de la prematurez se acopla a las tendencias globales. Así, la incidencia de esta situación médica ronda, según las estadísticas más recientes, en el 8,9 % del total de nacimientos. “Las cifras que publicó el Ministerio de Salud de la Nación correspondientes al año 2019, demuestran que en ese período año se registraron un total de 625.441 bebés nacidos vivos. De dicho total, 55.709 nacieron antes de cumplir 37 semanas de gestación uterina, lo que ubica a la tasa de prematurez de nuestro país en el 8,9%”, explicó el pediatra Alejandro Maccarrone, neonatólogo y coordinador del Consultorio de Seguimiento de Alto Riesgo Neonatal del equipo de Neonatología que funciona en el Hospital Provincial del Centenario ubicado en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fé.

Por otra parte, en muchos países –incluída la Argentina– a lo largo de la última década, se observa un incremento en la tasa de prematurez de más de 10 puntos porcentuales, basado en situaciones diferentes como el aumento de la edad materna o la incidencia de diversas enfermedades no transmisibles como la diabetes o la hipertensión.

Maccarrone, que también es docente de grado y posgrado en la Universidad Nacional de Rosario, explica que “desde hace ya muchos años los expertos de la Organización Mundial de la Salud han definido que un bebé prematuro es aquel que nace antes de las 37 semanas de gestación”. Se trata de niños que llegan al mundo sin completar su desarrollo dentro del útero materno, situación que los vuelve más vulnerables a padecer distintas afecciones y dificultades de salud que aquellos que nacen a término”.

Lema de Unicef 2023: “Acceso de la familia a la NEO. Sin restricciones. Sin horario. Todo el tiempo”

Básicamente, lo que ocurre es que, al nacer antes de tiempo, los órganos y el metabolismo del bebé prematuro no están totalmente preparados para sostener la vida fuera del útero y por eso pueden necesitar ayudas médicas para cumplir con funciones vitales esenciales como mantener la temperatura corporal, alimentarse y hasta respirar.

Esta situación de nacimiento “antes de tiempo” es la responsable de alrededor del 75% de la mortalidad perinatal y de 50% de las discapacidades en la infancia. De hecho, la tasa de mortalidad infantil sigue el derrotero básico marcado por la mortalidad neonatal y neonatal precoz, situaciones que mayormente están asociadas con la prematurez. Para la Organización Mundial de la Salud, las complicaciones derivadas de nacimientos precoces son la principal causa de mortalidad entre los menores de cinco años.

Factores de riesgo
¿Cuáles son los factores que pueden aumentar el riesgo de que un parto se adelante y se produzca un nacimiento prematuro? Las razones son varias. Y entre ellas destacan algunas obvias como que la madre haya tenido un parto prematuro previo, que el embarazo sea adolescente o que la mamá sea añosa. También se suma que sea el resultados de un procesos de fertilidad asistida, los embarazos múltiples, la hipertensión y la eclampsia materna. Finalmente, también suman su aporte situaciones como diabetes de la mamá, tabaquismo, consumo de alcohol y drogas y un muy alto estrés.

Los riesgos de salud que afronta un prematuro son varios, si bien dependen del grado de prematurez con el que haya nacido. Entre estos se cuentan los siguientes:

Inmadurez de órganos y sistemas: Los órganos y sistemas corporales, como los pulmones, el sistema nervioso central o el sistema inmunológico del bebé pueden no estar desarrollados por completo en el momento del nacimiento. Y esta inmadurez aumenta el riesgo de complicaciones. Algo relativamente común es que nazcan con inmadurez en su sistema ocular o de audición. Siendo la retinopatía del prematuro un problema importante de salud pública, ya que representa la primera causa de ceguera en los niños. Riesgo de Infecciones: La inmadurez de su joven sistema inmune hace que el bebé prematuro sea más susceptible a sufrir infecciones, por lo que esta situación puede requerir cuidados y tratamientos especiales. Dificultades nutricionales: La alimentación y la nutrición son un verdadero desafío, ya que los bebés prematuros pueden mantener durante semanas dificultades para succionar, tragar y digerir el alimento. Problemas respiratorios: Los pulmones subdesarrollados pueden llevar a dificultades respiratorias. Entre ellas el Síndrome de Dificultad Respiratoria, que es relativamente común de ver en bebés prematuros. Otras complicaciones incluyen apnea del prematuro por inmadurez del centro respiratorio y displasia broncopulmonar por daño crónico de los pulmones inmaduros.

Justamente, para poder difundir esta temática, las organizaciones profesionales y de derechos humanos promueven una “Semana del Prematuro” para concientizar sobre el tema. Este año la semana se extendió desde el lunes 13 hasta el viernes 17 de noviembre y el lema difundido fue : “Acceso de la familia a la NEO. Sin restricciones. Sin horario. Todo el tiempo”.

Enrique Garabetyan

 

* Las imágenes de Neomundo se capturan y editan con un dispositivo Motorola G 41