Home Breves Rabia ¿cómo podemos proteger a nuestra familia y animales de compañía de...

Rabia ¿cómo podemos proteger a nuestra familia y animales de compañía de esta enfermedad?

394
Los perrso descuidados pueden asilvestrarse y volverse agresivos.
Los perrso descuidados pueden asilvestrarse y volverse agresivos.
  •  En el marco del día mundial contra la rabia, la Fundación Mundo Sano te cuenta sobre la circulación de la enfermedad y cómo podemos prevenirla.

La rabia es una zoonosis viral que afecta a todos los mamíferos, sean estos domésticos o salvajes. Si bien es una enfermedad que está presente en todos los continentes y perjudica a más de 150 países, recién en 2021 fue incluida en la nueva hoja de ruta 2030 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a su importancia para la salud pública por su alta letalidad, donde la mayoría de los casos humanos (aproximadamente el 80%) ocurre en zonas rurales.

En el mundo, esta enfermedad es responsable de alrededor de 60.000 muertes humanas anuales. Mientras que, en las Américas, se logró reducir drásticamente la incidencia de la rabia humana transmitida por perros en un 98%, en los últimos años, la rabia en humanos transmitida por animales silvestres adquirió una mayor importancia, siendo el murciélago el principal transmisor.

La rabia y sus ciclos

Existen dos tipos de ciclo de la enfermedad. Por un lado, el urbano, que tiene como principal reservorio a los animales domésticos, como el perro y el gato, pero también al murciélago insectívoro. Por eso, es importante no recortar a las personas del entorno en el que viven, ni de la interacción que tienen con los animales, porque cuidar de su salud es cuidar la salud de nuestras familias y el entorno.  Por otro lado, está el ciclo rural que tiene como reservorio a los mamíferos silvestres y al murciélago hematófago conocido comúnmente como vampiro.

La vacunación preventiva de los animales de compañía que están en contacto con el hombre es fundamental para prevenir la enfermedad. Hoy en día, es la estrategia más eficiente para prevenir esta zoonosis en el ser humano. Es una vacunación anual, de por vida, que logra la protección de estos animales y evita que sean una fuente de infección. También, aquellas personas que tienen alguna actividad de riesgo como veterinarios o biólogos que trabajan en campo, pueden vacunarse preventivamente con la vacuna antirrábica para estar protegidos ante cualquier exposición al virus.

¿Cómo debemos actuar ante la mordedura de un animal?

Ante cualquier tipo de herida (mordedura, rasguño) o lamedura de piel/mucosas heridas, lo primero que hay que hacer es lavarse con abundante agua y jabón y concurrir rápidamente al centro de salud más cercano, para recibir el tratamiento específico de inmediato. Es importante remarcar que, de no recibir adecuada atención a tiempo, el desenlace de la enfermedad es mortal.

Todo caso sospechoso de rabia debe ser notificado al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud dentro de las 24hs. Para eso, hay que ubicar al animal agresor y pedirle, al área de epidemiologia, centro de zoonosis del municipio o un veterinario, una observación por 10 días.

¿Qué debemos hacer ante la presencia de murciélagos?

Si encontramos murciélagos caídos o deambulando de día, hay que evitar tocarlos. El contacto con ellos puede transmitir rabia, por eso, es importante dar aviso al municipio o centro de zoonosis más cercano. En el caso de que un murciélago entre a tu casa, no hay que asustarse sino cubrirlo con un recipiente, preferentemente duro, y deslizar un cartón por abajo, siempre evitando tocarlo o que tu animal de compañía entre en contacto con él, para transportarlo al centro de zoonosis.

En el caso que el animal haya tenido contacto con nuestro perro o gato, hay que concurrir inmediatamente al centro de zoonosis para realizar el refuerzo vacunal en nuestras mascotas. Si todos hacemos nuestro aporte, juntos podemos controlar la rabia.

Conocé más sobre este tema aquí